Publicidad

Madrid prohibirá abordar a los viandantes con publicidad

La nueva ordenanza del Ayuntamiento de Madrid prohibirá abordar con publicidad a los viandantes

La nueva ordenanza de Publicidad Exterior del Ayuntamiento de Madrid prohibe abordar a los viandantes con publicidad a pie de calle, junto a otras modificaciones.

MadridLos repartidores de publicidad a pie de calle que asaltan a los ciudadanos tendrán que desaparecer de las calles de Madrid. La Junta de Gobierno del consistorio de la capital ha aprobado una nueva ordenanza de Publicidad Exterior que veta este tipo de actividades, además de regular otros extremos al respecto.

El encargado de anunciar esta nueva ordenanza ha sido José Manuel Calvo, delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento, quien ha afirmado que la prohibición de abordar a los viandantes viene motivada por varias quejas recibidas de parte de los ciudadanos.

La nueva ordenanza también contempla que las pantallas digitales de los comercios no podrán tener una superficie superior a los 30 metros cuadrados y deberán apagarse a partir de las diez de la noche. Cada local podrá colocar una única pantalla por planta y fachada. Además, según ABC.es, todas ellas deberán contar con un sensor crepuscular, un sensor de luminosidad autónomo que puede detectar el anochecer y el amanecer.

Tampoco podrán emitir sonidos ni colocarse en edificios que tengan la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) o de conjunto histórico. Ahora bien, algunos anuncios, que se consideran de importancia histórica para la ciudad, como los del edificio Capitol o el de Tío Pepe, estarán exentos.

Asimismo, se han introducido limitaciones a los toldos publicitarios que recubren andamios, vigilando que no se exceda el tiempo estrictamente necesario para la realización de los trabajos, y se ha prohibido la fijación de carteles en árboles.

Según el consistorio, todas estas medidas están dirigidas a recuperar “cierta línea de coherencia en el espacio público”, además de recoger “la legislación sectorial que se ha ido produciendo” en los últimos años. “Queremos coordinarnos mejor con la Comisión de Patrimonio de la Comunidad de Madrid”, ha expresado Calvo.

Los comercios dispondrán de un periodo de 24 meses para adaptarse a la nueva ordenanza, una vez que entre en vigor siendo publicada en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir