Publicidad

Intermarché incita a comer mejor con una tierna campaña

La pequeña protagonista de este spot tiene una buena (y dulce) razón para superar su fobia a la sopa

La fidelidad y pasión por el chocolate de esta niña se presenta como la causa de fuerza mayor con la que superar su odio a la sopa en este spot.

La pequeña protagonista de este spot tiene una buena (y dulce) razón para superar su fobia a la sopaAunque la creatividad estadounidense es, casi siempre la que más destaca en la publicidad mundial, otros muchos países dan buena muestra de que las buenas ideas no solo llevan sello norteamericano.

Así se puede comprobar en la nueva campaña de la cadena de supermercados francesa Intermarché. Se trata de un spot en el que la protagonista tiene un dilema que a muchos padres e hijos les resultará familiar: odia la sopa.

Las quejas y ruegos de sus padres de poco le sirven a Léa para probar ni siquiera un sorbo del plato que tiene delante. Sin embargo, un buen día, las cosas cambian al ver que un compañero de colegio de gran altura tomándola.

A partir de entonces los esfuerzos de la pequeña por acabarse no solo su plato, sino incluso el de su padre y por comprar una enorme cantidad de verduras para prepararla dejan sorprendida a su madre.

Sin embargo, hay una razón mucho más fuerte que su odio por las verduras que la motiva a alimentarse mejor: su amor por el chocolate. Y es que, lo que realmente busca Léa es crecer para alcanzar la estantería donde su padre esconde estos manjares.

Bajo el nombre “Fidelidad”, la tierna campaña ha sido elaborada por la agencia Romance y dirigida por Rudi Rosenberg.

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pinche aquí.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir