Publicidad

LA PRIMERA APERTURA DE MUJI EN MADRID CONFIRMA EL ÉXITO DE SU ESTRATEGIA ANTIMARCA

Muji ha abierto su primera tienda en Madrid y en las tres primeras horas de apertura ya había ya facturado 10.000 euros en ventas. ¿El secreto de su éxito? Ofrecer productos de calidad, funcionales, básicos y con precios asequibles, escudándose en una estrategia comercial antimarca.

Esta es la tercera tienda que la marca nipona abre en España y el propietario del 80% del capital de la marca en el país es el empresario catalán Joaquim de Toca Andreu. La clave del triunfo de Muji es su propia filosofía. Muji es la abreviatura del nombre real Mujirushi Ryohi cuyo significado real es “producto de calidad sin marca”. Y es que la imagen de la compañía es la ausencia de marca, que constituye una imagen en sí misma.

El concepto antimarca surgió en Japón como una reacción contra la opulencia y el valor añadido que las marcas daban a los objetos sin sumar calidad. Así, los almacenes Seiyu introdujeron 40 productos en el mercado, bajo el lema “todo valor, nada superfluo”. Y su idea ha ido prosperando hasta hoy con 320 tiendas en Japón, 50 en Europa y varias en EEUU.

El catálogo de la marca está compuesto por 2.000 artículos que abarcan desde utensilios de cocina, material de oficina, ropa, muebles o productos de belleza. Sus productos se fabrican en cualquier parte del mundo adaptándose siempre a criterios vinculados con el desarrollo sostenible y ofreciendo artilugios útiles para la vida cotidiana con un buen nivel de calidad adecuado a su precio.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir