Publicidad

LA PUBLICIDAD ARRINCONA AL HORARIO INFANTIL

¿Será que los niños no ven la tele? O ¿Será que los niños no tienen el poder adquisitivo suficiente para comprar? La telenovela Marina en La 1, el magazine Está pasando en Telecinco o el talk show El diario de Patricia en Antena 3 son algunos de los “didácticos” programas que inundan la parrilla televisiva en el horario reservado para los más pequeños.

Las emisiones están principalmente enfocadas a un público femenino de cierta edad: el target consumidor por excelencia y el que más influencia a su entorno en los procesos de decisión de compra. La supervivencia de la televisión en abierto depende totalmente de la publicidad por lo que las cadenas se ven sometidas a la tiranía del anunciante. Formar, informar y entretener se ha sustituido por vender.

Ni siquiera la televisión pública cumple ya su servicio. Sólo La 2 y las autonómicas reservan un pequeño hueco. Lo irónico es que fueron las propias cadenas las que en diciembre de 2005 suscribieron el Código de Autorregulación para proteger el horario infantil que ahora están incumpliendo.

“En ese horario no haya nada dirigido a los menores y los contenidos, no son lo más adecuado para ellos. Hay que seguir insistiendo en el Consejo Audiovisual”, comentó al respecto del tema la representante de CCOO, tal y como recoge El Mundo.

Diferentes estudios corroboran la ínfima calidad de los contenidos televisivos y su inadecuación al público infantil. Sólo un dato para alarmarse: “El 84% de los niños que ven la televisión para entretenerse, se decanta por las series y los reality shows“, según el estudio de Silvia Fonseca, Cómo informar sobre infancia y violencia.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir