Publicidad

La publicidad de "choque" ha dejado de impactar en el recuerdo de los consumidores

publicidad de choqueDicen que los seres humanos prácticamente estamos curados de espanto y cada vez es más difícil sorprendernos con algo. Especialmente, en materia publicitaria donde el continúo bombardeo del que somos víctimas ha hecho que nuestros niveles de atención hacia todo lo que huela mínimamente a publicidad se reduzcan considerablemente.

Ante este nuevo escenario, ha llegado el momento de revisar los formatos publicitarios así como las distintas técnicas empleadas para llegar hasta el consumidor. Por ejemplo ¿sigue funcionando la popularmente conocida como publicidad de choque? La respuesta es poco alentadora.

De acuerdo a los resultados ofrecidos por el estudio “Shock Advertising: Not So Shocking Anymore. An investigation among Generation Y” publicado por Mediterranean Journal of Social Sciences, la publicidad de choque ha perdido parte de su eficacia, al menos entre los nacidos entre 1980 y el año 2000 (abanico de edades de los participantes del estudio).

Este estudio ha sido elaborado por los científicos Brandon Urwin y Marike Venter. Estos han revelado que, en la sociedad actual, los “marketeros” recurren a medidas extremas a la hora de hacer publicidad con el objetivo de captar la atención de los consumidores en un intento de romper el orden publicitario al que estamos acostumbrados.

Es por esto que los anuncios que nos resultan chocantes contienen normalmente de forma deliberada, contenido inapropiado o indecente. Existen cinco tipos de mecanismos para generar este impacto en el consumidor: incorrección, ofensas morales, referencias sexuales, imágenes sexuales y tabúes religiosos.

Cierto es que se consigue atraer la atención del usuario con este tipo de anuncios pero ¿logra la publicidad su objetivo? “Los resultados indican que la mayoría de los encuestados para cada tipo de shock no recordaban prácticamente nada acerca de la marca o producto pero sí recordaban las imágenes que les habían causado ese estado”, señala el informe.

Es por esto que los anuncios no fueron capaces de generar recuerdo en el usuario. Como dato curioso, cabe destacar que los anuncios de contenido sexual son el más ineficaz de los cinco tipos de herramientas para generar publicad de choque,

Un estudio que sin duda alguna ofrece a los anunciantes una mejor comprensión de la efectividad o la falta que de ella existe en el terreno de la publicidad de choque. Esta ya no cumple con la función que antaño desempeñaba y no es igual de rentable para los “marketeros” por lo que está condenada a reinventarse o al más absoluto de los ostracismos publicitarios.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir