Publicidad

La publicidad de Cillit Bang acusada de discriminar a la mujer

publicidad cillit bangEn muchas ocasiones hemos sido testigos de cómo algunas acciones de publicidad han sido acusadas de discriminar a la mujer por representarla perpetuando valores y estereotipos rechazados socialmente.

El último caso los encontramos en la empresa Reckitt Benckiser España responsable de la realización de la campaña de un producto que seguro que a todos les suena: Cillit Bang. Una acción publicitaria formada por tres anuncios de este conocido producto de limpieza en el que tan solo aparecen mujeres.

Un hecho más que suficiente para acusar de publicidad discriminatoria según el Pleno del Jurado de la Publicidad de Autocontrol que, según recogen desde el diario El Mundo, “presenta a la mujer como única encargada de asumir íntegra y exclusivamente las tareas del cuidado del hogar”, perpetuando una serie de comportamientos basados en estereotipos anclados en cuestiones de género.

En un primer momento la citada empresa recurrió la acusación efectuada por Consumidores en Red aunque finalmente lo ha desestimado. Según han explicado a El Mundo desde Consumidores, la compañía tendrá que modificar de forma inmediata su publicidad.

María Álvarez, miembro de Consumidores en la Red destaca que “es bastante difícil que se acepte retirar una campaña por discriminatoria”, a pesar del marco que establecen el Código de Conducta Publicitaria y la Ley General de Publicidad.

“La publicidad, por lo general, sigue siendo sexista y el hecho de que sólo aparezcan mujeres no es condición indispensable para que sea discriminatorio, pero en este caso, tanto los personajes como la frase final de la campaña constituyen un caso palmario”, reconoce Álvarez en el citado diario.

Desde la organización señalan que se trata de la primera reclamación que realizan por “discriminación”. En los anuncios podemos ver como únicamente aparecen mujeres grabándose a sí mismas para explicar lo bien que les funciona el producto mientras limpian el cuarto de baño o la cocina. Al final escuchamos una voz en off que dice: “Pruébalo y cuéntanos tu misma”.

Y es esta afirmación en la que precisamente se apoya la reclamación por discriminación ya que es formulada en femenino por lo que quedan excluidos los hombres como potenciales destinatarios del producto de limpieza.

En el citado recurso presentado por Reckitt que recordemos fue desestimado, la compañía señala que "no existe una discriminación o vejación de la mujer en tanto que las protagonistas de la publicidad tienen una imagen y apariencia muy alejada del estereotipo de la ama de casa".

En cuanto al motivo por el que sólo se dirigen a las mujeres declaran en este recurso que responde a “la intención de dirigirse al público femenino, quien representa la mayoría de los compradores de este tipo de producto”.

Alegaciones ante las que desde el Jurado afirman que viendo los tres anuncios solo una de las tres mujeres parece desempeñar un trabajo remunerado dejando claro que el resto son amas de casa. Hecho que al sumarse la polémica frase conforman un mensaje que transmite de forma implícita que las labores del hogar son una parcela que queda relegada a las mujeres al ser las únicas destinatarias del producto.

“Aluden al uso y no sólo al acto de compra”, recalcan desde la organización yendo en contra de la décima norma contemplada en el Código de Conducta Publicitaria: "la publicidad no sugerirá circunstancias de discriminación por razón de raza, nacionalidad, religión, sexo u orientación sexual, ni atentarán contra la dignidad de la persona. En particular, se evitarán aquellos anuncios que puedan resultar vejatorios o discriminatorios para la mujer".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir