líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad de comida basura desarma por igual a grandes y pequeños

Los adultos no son mejores que los niños a la hora de resistirse a los encantos de la publicidad de comida basura. Ésta es al menos la conclusión de un reciente estudio de Universidad de Western Australia, la Universidad de Adelaida y el Consejo contra el Cáncer de Australia.

Para llevar a cabo el informe, estas tres organizaciones realizaron entrevistas a 1.000 padres y 1.000 niños de edades comprendidas entre los 8 y los 14 años expuestos previamente a la publicidad de cuatro marcas de comida de alto contenido calórico pero bajo contenido en nutrientes.

El estudio concluye que los adultos, pese a sus mejores habilidades cognitivas para procesar la información a la que están expuestos, no gozan necesariamente de mayor inmunidad frente a la publicidad de comida basura que los niños.

“Los resultados del estudio indican que la publicidad de comida basura, tanto en su vertiente televisiva como online, puede llevar tanto a los padres como a sus hijos a evaluar más favorablemente el producto anunciado”, explica Simone Pettigrew, directora del informe.

Así se libra la guerra de los sexos en las redes socialesAnteriorSigueinteHäagen Dazs sigue el mismo concepto con Bradley Cooper que Nespresso con George Clooney

Noticias recomendadas