Publicidad

LA PUBLICIDAD DE COMIDA BASURA VUELVE A RESTRINGIRSE EN REINO UNIDO

Desde principios de 2008 han entrado en vigor limitaciones aún más estrictas en Reino Unido a la publicidad de hamburguesas, chocolatinas y demás alimentos conocidos como “comida basura”. Hasta el momento, no se podían emitir anuncios de productos con demasiada sal, azúcar o grasas durante programas de televisión dirigidos a menores de diez años de edad.

La regulación que ahora se ha puesto en marcha llega más lejos en sus restricciones que las empresas que han asumido pactos de autorregulación en Europa, que decidieron no dirigir su publicidad a niñas y niños menores de doce años. Según la nueva regulación británica, la publicidad de patatas fritas y demás fast food y chucherías sólo podrán insertarse en series dirigidas a personas mayores de 16 años. Los programas que cuenten con una proporción de telespectadores menores de 16 años superior a la media, no podrán mostrar publicidad de este tipo de comida.

Las medidas han sido desarrolladas por la autoridad británica de regulación de la comunicación, Ofcom, dentro de la lucha institucional contra la obesidad que libra Reino Unido. Las cadenas de televisión dirigidas al público infantil tendrán de plazo hasta diciembre de 2008 para asumir la prohibición total.

Estas medidas atenuadas han sido asumidas después de la mediación del ministerio de cultura, medios y deporte por las grandes críticas que recibió la propuesta de Ofcom de prohibir la emisión de publicidad de comida basura en televisión antes de las 9 de la noche. Algunas organizaciones de consumidores y por la salud, aún están promoviendo esta prohibición. Ofcom comprobará la eficacia de la medida asumida en 2008 tras un plazo de seis meses.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir