Publicidad

La publicidad de tabaco, el gigante que se convirtió de la noche a la mañana en "enano"

tabacoHace sólo unas décadas, en particular en la denominada era de Mad Men, la publicidad de tabaco era una suerte de "niña mimada" que a todos tenía enamorados: a los medios, a las agencias y también, cómo no, a los consumidores.

A día de hoy, y estrangulada por las leyes, la publicidad de cigarrillos no es ni la sombra de lo que era. Y amenaza con convertirse en la "nada" absoluta. Sin ir más lejos, el Gobierno de Angela Merkel tiene previsto dar por finiquitada la publicidad exterior de tabaco en el verano de 2020.

Los cines tendrán asimismo terminantemente prohibido mostrar anuncios de marcas de tabaco en películas para menores de 18 años.

Estas medidas, que dejarán reducida a la mínima expresión a la antaño todopoderosa publicidad de tabaco en Alemania, no son nuevas ni mucho menos en tierras europeas, donde desde 2005 la que fue una vez “niña mimada” se ha convertido en “cenicienta” con todas las de la ley. Desde hace una década las marcas de tabaco se dejan de ver muy poco no sólo en los medios sino también en el deporte, donde ejercieron una vez de ávidas patrocinadoras.

De todos modos, no todo son malas noticias para la industria tabacalera en el país de Angela Merkel. ¿Su gran esperanza? Los refugiados sirios. Según datos manejados por la OMS, en Siria el 48% de los hombres son fumadores.

Las marcas tabacaleras calculan que los 800.000 refugiados que están llegando actualmente a Alemania podrían incrementar el consumo anual de cigarrillos en 810 millones al año. Sería un crecimiento de un 1% en un mercado valorado en 20.500 millones euros, asegura el analista Philip Gorham, de Morningstar.

De la llegada de refugiados sirios al país teutón se beneficiarán fundamentalmente las tabacaleras Imperial Tobacco Group y British American Tobacco, especializadas en la venta de cigarrillos baratos, aventura, por su parte, Erik Bloomquist, analista de Haitong Securities.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir