Publicidad

La televisión personalizada, algo más que un sueño del futuro

La publicidad personalizada en televisión (hasta niveles impensables) está más cerca de lo que cree

Aunque hace tan solo unos años pudiera parecer una ilusoria utopía, lo cierto es que una publicidad en televisión completamente personalizada está bastante más cerca de lo que se podría pensar.

televisiónLa televisión es, sin duda alguna, el próximo gran canal digital. Y la personalización absoluta (hasta niveles impensables) está mucho más cerca de lo que podría parecer. No se sabe exactamente cuándo llegará ese futuro, pero que llegará es un hecho. El contenido y la publicidad que ofrezcan experiencias personalizadas hasta cada uno de los ínfimos detalles está a la vuelta de la esquina, gracias a la preponderancia de los datos.

De hecho, la televisión conectada o CTV es ya un verdadero canal digital, con publicidad dinámica o customizable, programática y dirigida a una audiencia targetizada. Gracias a todo esto, las marcas podrán mostrar los anuncios que realmente quieren a las audiencias que realmente les interesan.

Este año, se prevé que 195 millones de espectadores vean la televisión conectada. Y, ¿qué supone esto para los anunciantes? Para empezar, como cuenta David Simon, chief marketing officer en la compañía de ad tech SteelHouse, en AdWeek.com, pueden acceder a precios bastante razonables, dadas las capacidades de segmentación y las eficiencias de este medio. Además, pueden obtener informaciones más precisas sobre lo que funciona y no funciona en televisión, como nunca antes. Por último, también pueden crear creatividades y gestionarlas en todos sus canales digitales con tan solo un presupuesto. Por primera vez, el poder de la televisión puede ser medido y manejado como parte de la estrategia digital.

En el futuro, el valor de las audiencias  será extendido con más elecciones programáticas. Con el creciente cambio de la industria con la disrupción de la tecnología, las marcas pueden encontrar la oportunidad de conectar con su audiencia a niveles nunca antes imaginados.

Por ejemplo, un consumidor podría recibir su pizza favorita a través de un dron, a la vez que su aire acondicionado sitúa la habitación en la humedad y temperatura ideal, llenando el salón con su fragancia favorita, de paso. Una vez que se sienta en el sofá, que se ajusta perfectamente a su posición preferida para ver la televisión, empieza a disfrutar de una experiencia totalmente personalizada.

Mientras espera que su programa televisivo favorito empiece, podrá ver un anuncio de, por ejemplo, una tintorería local muy cercana a su casa. Justo en el momento preciso en el que la pila de la ropa sucia comienza a ser un problema acuciante en el hogar. El protagonista del anuncio se dirige directamente al consumidor, con un suéter muy similar a su favorito entre las manos, para nombrarle directamente y contar las ventajas que acudir a su establecimiento tendría para él. Para él y solo para él, una experiencia completa que podría terminar, incluso, con un código de descuento completamente personalizado. ¿Utopía o realidad? Para saberlo, solo hay que mirar hacia delante.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir