Publicidad

La publicidad televisiva con exceso de energía provoca "cortocircuitos" en el espectador

publicidad televisivaEl contexto en que se enmarca la publicidad televisiva desempeña un importante papel en la eficacia publicitaria. Así parece concluirlo un reciente estudio de investigadores británicos y norteamericanos. Según este informe, los spots excesivamente cargados de energía apabullan al televidente cuando están emplazados en formatos televisivos serios, que constituyen hasta el 40% de la programación.

La investigación, que lleva la firma de Nancy Puccinelli (Universidad de Oxford), Keith Wilcox (Universidad de Columbia) y Dhruv Grewal (Babson College), echa sus raíces en seis estudios diferentes en los que tomaron parte alrededor de 900 participantes.

En uno de esos seis estudios los investigadores mostraron a los participantes una serie de spots y observaron paralelamente sus reacciones. ¿La conclusión? Que al consumidor la publicidad televisiva excesivamente “energética” le resulta particularmente indigesta cuando va colgada del brazo de formatos televisivos serios.

De esta forma, los anuncios con música estridente y voces demasiado entusiastas son vistos durante menos tiempo y presentan peor índice de recuerdo que los spots más sosegados.

Pese a que su eficacia deja a todas luces bastante que desear, lo cierto es que la publicidad cargada de energía es muy habitual en la televisión y otros soportes audiovisuales. En el servicio de vídeo en streaming Hulu, por ejemplo, más del 80% de los anuncios son de carácter “energético”.

Los autores del informe recomiendan a los anunciantes que emplacen sus anuncios en programas afines desde el punto de vista emocional y que en la medida de lo posible apuesten por un nivel moderado de energía en su spots. No en vano, en un entorno serio y calmado el telespectador reacciona a los anuncios energéticamente moderados hasta un 50% mejor que a la publicidad con un exceso de energía.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir