líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad, ¿un pozo sin fondo de insatisfacción laboral?: el 37% está desmoralizado

publicidadSi se siente razonablemente feliz en su puesto de trabajo, es muy probable que su actividad laboral poco o nada tenga que ver con la publicidad. Y es que, aunque de puertas para fuera no lo parece, en la industria publicitaria los trabajadores «amargados» se cuentan por doquier.

Según un reciente estudio llevado a cabo por la publicación especializada en marketing y publicidad Campaign US, el 37% de los profesionales de la publicidad tilda su moral en el trabajo de «baja» o «peligrosamente baja». Sólo el 29% califica su moral en el trabajo de buena o muy buena y el 34% restante asegura que ésta es satisfactoria.

Entre aquellos profesionales que más desmoralizados se encuentran en su puesto de trabajo, el 70% está buscando activamente otro empleo. Este porcentaje desciende hasta el 20% entre los publicitarios que califican su moral en el trabajo de “buena” o “muy buena”.

tabla1

Trabajar en la industria publicitaria no ha sido nunca fácil, pero parece que se ha hecho aún más complicado en los últimos años. El 58% de los publicitarios asegura que la moral dentro de empresa para la que trabaja es actualmente más baja que hace un año.

La dirección de la compañía, la falta de oportunidades para avanzar profesionalmente, el salario y la dificultad para conciliar la vida personal con la vida profesional son los factores que más inciden en la desmoralización de los trabajadores de la industria publicitaria.

En cambio, los factores que más contribuyen a elevar la moral de los empleados son la conciliación de vida laboral y personal, los honorarios y la satisfacción en el trabajo.

El informe de Campaign US revela que el salario tiene que ver, y mucho, en la satisfacción laboral de los publicitarios. De esta forma, los publicitarios con salarios superiores a los 100.000 dólares anuales son bastante menos proclives a tildar su moral de baja o muy baja (32%). Algo más desmoralizados están, por el contrario, quienes tienen salarios de entre 50.000 y 100.000 dólares anuales (40%). Entre aquellos con salarios de menos de 50.000 dólares anuales el índice de desmoralización es, sorprendentemente, algo menor que en el anterior grupo y se queda en apenas en un 35%.

tabla2

 

Los "shoppable media", un auténtico diamante en bruto para el e-commerceAnteriorSigueinteSi lo que quiere es llegar a los millennials, apague la televisión y opte por el "like"

Noticias recomendadas