Publicidad

La publicidad vuelve a ser objeto de críticas por racismo: esta vez Nivea es la culpable

La publicidad vuelve a ser objeto de críticas por racismo: esta vez Nivea es la culpable

En los últimos meses hemos sido testigos de varios polémicos casos de publicidad que ha sido tachada de racista. En los tiempos que corren y con los discursos de odio en boga, las marcas tienen la obligación de cuidar mucho sus palabras públicas.

Sin embargo, Nivea no lo ha hecho y su nueva campaña ha generado una oleada de críticas que han llevado a la marca a retirarla.

El motivo del enfado de numerosos usuarios ha sido el eslogan que utiliza en uno de sus anuncios, “White is purity” (el blanco es pureza), y que ha sido difundido a través de Facebook a usuarios de medio oriente para promocionar su desodorante antimanchas.

“Keep it clean, keep bright. Don’t let anything ruin it, #Invisible”, reza el post de la controversia.

Ante estos hechos, Nivea ha hecho un comunicado en el que piden perdón a los usuarios: “Pedimos disculpas a quienes se hayan sentido ofendido por este post. Tras darnos cuenta de que el post es confuso, ha sido inmediatamente retirado”, aseguraba un portavoz de la compañía a la BBC.

Además ha querido aclarar que “la diversidad y la igualdad de oportunidades son valores cruciales para Nivea, valoramos la diferencia. La discriminación directa o indirecta debe estar fuera de todas las decisiones en todas nuestras áreas y actividades”.

No obstante, no es la primera vez que la marca se enfrenta a una polémica de este tipo pues ya en 2011 tuvo que disculparse por un anuncio en el que un hombre afroamericano tiraba una cabeza humana acompañado del eslogan “re-civilize yourself”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir