Publicidad

La Super Bowl se convierte en el espacio televisivo más caro

La Super Bowl sigue rompiendo récords de ingresos publicitarios

Super BowlEl principal evento deportivo que la televisión estadounidense emite sigue siendo, sin duda alguna, la Super Bowl. El conocido como Big Game sigue obteniendo cifras de récord en sus espacios publicitarios, con un precio medio por un spot de treinta seguntos de 5,05 millones de dólares, según los datos de Kantar Media durante la pasada Super Bowl. Todo ello a pesar del declive de audiencias que ha sufrido la temporada regular de la NFL, es decir, la liga de fútbol americano de Estados Unidos.

La Super Bowl se ha convertido, de esta manera, no solo en el evento deportivo que más ingresos por publicidad en televisión produce, sino también en el espacio televisivo más caro. El Big Game consigue superar al campeonato de la NFC y hasta se pone por encima de una cita tan importante a nivel mundial como es los premios Óscar.

El partido no es tan solo un juego. Se ha convertido en un auténtico espectáculo que reúne a millones de personas en torno a un ambiente festivo. A pesar de que la Super Bowl se disputa en un solo partido, lo cual supone un importante hándicap para los ingresos publicitarios, compite contra otros campeonatos que son a varios partidos.

En este sentido, los ingresos conseguidos por las World Series de la MLB, que se disputa a 7 partidos, y las finales de la NBA, que se celebran a 5, se han quedado atrás con respecto a lo generado por la Super Bowl. La diferencia ha sido especialmente notable con respecto a esta último, situándose en los 200 millones de dólares.

Pero las World Series de la MLB han conseguido aumentar sus ingresos y obtener unas cifras de récord durante los últimos dos años. A ello ha ayudado el hecho de disputar siete partidos, el número más alto, así como la posibilidad de generar historias que producen una audiencia excepcionalmente alta y fiel. El Fall Classic de 2017, es decir, la Serie Mundial entre las dos divisiones de béisbol, consiguió 414 millones de dólares de patrocinadores de televisión nacionales, en comparación con los 419 de la Super Bowl.

Pero estas cifras, aunque sorprendentes, están bastante alejadas de las obtenidas por los Juegos Olímpicos de Río 2016. Nada más y nada menos que 2.000 millones de dólares en un evento de 1.000 horas y 19 días de cobertura.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir