líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La televisión y la interactividad toman las riendas del futuro, dejando atrás al cine y a la publicidad tradicional

Los formatos de entretenimiento van cambiando con el paso de los años y formando nuevos. Del teatro se desarrollaron otros formatos como los musicales, óperas. También el cine y la televisión, es en última instancia un desarrollo del teatro y la literatura.

Es curioso observar cómo ciertos formatos parecen ir agotándose y transformándose en algo nuevo. Entre otros, es el caso del cine, que parece que está fluyendo hacia la televisión, un formato que ya admite grandes superproducciones, alta definición y además genera adicción y un seguimiento muy alto entre los espectadores, lo cual puede ayudar a introducir mejor la publicidad.

En los últimos años se están gestando fuertes cambios en el panorama del entretenimiento, y a continuación le mostramos hacia dónde se están generando esos cambios:

1. Del cine hacia la televisión: Salta a la vista de cualquier observador que los grandes del cine están migrando hacia el formato televisivo: dos grandes ejemplos son Martin Scorsese que ha entrado en el mundo de las series de televisión con «Boardwalk Empire» o David Fincher con «House of Cards».

2. La publicidad tradicional es cosa de ayer: la televisión a la carta a través de la web y las plataformas en streaming como Netflix están formando una generación de consumidores que buscan inspiración en la publicidad y los productos, y no imposición. Esto llevará a que la publicidad tal y como la conocemos acabe desapareciendo, dejando nuevas maneras de promoción y difusión.

3. La interactividad es la clave: la publicidad tiene que volver interactiva, jugar con el espectador e involucrarlo para no ser impositiva y llamar la atención de los posibles consumidores.

 

Amazon gestionará las suscripciones de las revistas del grupo Condé Nast AnteriorSigueinte5 consejos para lograr que los dos hemisferios de su cerebro "marketero" hagan las paces

Noticias recomendadas