Marketing y Publicidad

La vaga y mentirosa promesa del 99,99% en la publicidad

liarSi se da una vuelta por el pasillo de productos de limpieza en el supermercado, se topará probablemente con varios productos que aseguran a bombo y platillo en sus envases ser eficaces en un 99,9%.

Es el caso, por ejemplo, de Sagrotan, un auténtico "ninja" en el universo de los productos de limpieza perteneciente a la multinacional británica Reckitt Benckiser (RB). En su envase este limpiador multiusos se vanagloria de ser capaz de acabar con el 99,99% de las bacterias.

Pero realmente, ¿es el poder desinfectante de Sagrotan tan fenomenal como para acabar de verdad con las miles de bacterias con las que tenemos que vérnoslas en nuestro día a día? No, este “ninja” de los productos de limpieza es realidad no sólo bastante cojo sino también bastante mentiroso.

Su propia “madre”, Reckitt Benckiser, reconoce que el hecho de ser capaz de acabar con “el 99,99% de las bacterias” no es lo mismo que tener suficiente poder desinfectante para eliminar “el 99,99% de todas las bacterias”.

Y es que, según confiesa Reckitt Benckiser, Sagrotan es eficaz, sí, pero sólo con las bacterias más comunes en nuestra batallar diario. Bacterias que son además completamente inofensivas en la mayor parte de los casos, asegura en declaraciones a Spiegel Rico Schmidt, portavoz de Autoridad de Salud y Consumo de la ciudad de Hamburgo. Las verdaderamente dañinas se agazapan en ese 0,01% que escapa al arrollador poder desinfectante de Sagrotan.

Sin embargo, la “mentirijilla” de Sagrotan no es la única que se cuela en el a menudo embustero universo publicitario. Volkswagen incurre en una mentira muy similar cuando asegura que su Polo consume sólo 4 litros de combustible por 100 kilómetros. “Esta cifra es cierta pero sólo cuando se cumplen determinadas condiciones de uso. En el día a día se necesitan naturalmente más litros de gasolina por cada 100 kilómetros. Y también en el día a día Sagrotan mata bastante menos que el 99,99% de todas las bacterias”, recalca Walter Krämer, profesor de Estadística de la Universidad de Dortmund.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Dendary

Smartclip

La Vaguada

Compartir