Publicidad

La inteligencia artificial y la publicidad como fuerza para el bien

El lado luminoso de la fuerza de la inteligencia artificial aplicada a la publicidad

La inteligencia artificial aplicada a la publicidad brinda a los anunciantes la posibilidad de generar anuncios relevantes en un ecosistema no necesariamente lesivo para la privacidad.

inteligencia artificialEn las entrañas de la inteligencia artificial (IA), la que emparenta con la publicidad, hay acomodados múltiples pliegues y algunos de ellos son de la naturaleza tenebrosa, puesto que estiran como el chicle (hasta quizás quebrantar) la privacidad del consumidor.

Aun así, y pese a que la IA tiene inevitablemente un lado oscuro cuando hace piña con la publicidad, es también una tecnología portadora de oportunidades de incalculable valor. Sobre ellas reflexiona precisamente un estudio publicado recientemente por Journal of Advertising Research (JAR).

Implementada adecuadamente, y sin desdeñar sus potenciales peligros, la inteligencia artificial puede ayudar tanto a marcas como a consumidores en la generación de anuncios relevantes en un ecosistema respetuoso con la privacidad de los datos personales.

De la mano de la inteligencia artificial, los anunciantes tienen, no en vano, la posibilidad de identificar a sus clientes más valiosos.

Utilizando el denominado “propensity modeling”, las marcas pueden utilizar en su propio beneficio el Big Data para evaluar el valor de tiempo de vida del cliente, las probabilidades de que éste vuelva a interactuar con la empresa, su propensión a las “canitas al aire” con otras compañías y otras métricas de interés.

Con estas métricas en su haber los anunciantes pueden alumbrar mensajes personalizados como parte de sus acciones de CRM con el último de objetivo de alentar determinados comportamientos por parte del consumidor y ajustar la comunicación en tiempo real tomando como referencia la respuesta del cliente.

La inteligencia artificial ha cambiado, de acuerdo con el informe, la manera en que los anunciantes comprenden y guían a los consumidores. En el futuro nuevos métodos de “data mining” procurarán invaluables insights a las empresas, que deberán simultáneamente no traspasar ciertas fronteras en lo que a la privacidad del consumidor se refiere.

Con la inestimable ayuda del “machine learning”, los anunciantes podrán recopilar datos del cliente extraídos de múltiples fuentes de manera casi imperceptible y tendrán la posibilidad de combinar y analizar tales datos para acceder de manera instantánea a insights que podrán imbricar instantáneamente en sus mensajes publicitarios.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir