Publicidad

Las 18 señas de identidad de quienes tienen (de verdad) madera de directores creativos

director creativoEl puesto de director creativo es el "premio" con el que agasajan la mayor parte de las agencias a sus creativos más dotados. Sin embargo, un creativo talentoso no es sinónimo ni mucho menos de director creativo de éxito.

En las manos equivocadas el puesto de director creativo es a veces un auténtico regalo envenenado. No son pocos los creativos a los que el traje de director creativo les queda grande.

A un director creativo con verdadera pasta de director creativo se le distingue por las 18 características que enumera a continuación AdWeek:

1. Se preocupa de dejar muy claros cuáles son sus estándares y objetivos creativos para que todo el mundo los entienda.

2. Es cercano y accesible. No explota los miedos que quienes están a su cargo y escucha a su equipo.

3. Indaga en el parecer de sus empleados, a los que pide sugerencias para mejorar el trabajo que tiene entre manos.

4. Crea una cultura del “engagement” basada en la honestidad. Permite que cualquiera, independientemente de su cargo, exprese su opinión.

5. Es específico y constructivo a la hora de poner bajo la lupa el trabajo de los demás.

6. Da ejemplo a sus empleados y no tiene miedo de meterse en harina y hacer cosas por sí mismo. Eso sí, encomienda siempre los mejores trabajos a los creativos a su cargo para evitar entrar en competencia con ellos.

7. Es justo y da oportunidades a todo el mundo, pero no duda en desembarazarse de quien no merece la pena.

8. Tiene un excelente ojo contratando gente.

9. Es capaz de salvar el día en el último momento, pero no se deja la piel para conseguirlo.

10. Asume la culpa cuando es necesario y cede el crédito a los demás cuando saborea las mieles del éxito.

11. Invierte su tiempo convirtiendo trabajos de 9 en trabajos de 10.

12. Crea una competencia sana entre creativos, pero se preocupa de que la competencia sea siempre amistosa e enriquecedora.

13. Da los creativos su propio espacio y no está constante adosado a su “chepa” controlando lo que hacen.

14. Es muy consciente de que todo el mundo es diferente y asigna tareas teniendo en cuenta los puntos fuertes y débiles de los creativos a su cargo.

15. No acepta el “barullo” como norma. Para él son importantes los procesos.

16. No se centra única y exclusivamente en la faceta administrativa inherente a su puesto de trabajo. Tiene en mente en todo momento las ideas y la ejecución de esas ideas.

17. No “quema” a la gente a su cargo. Sabe que si lo hace, la inspiración se marchará con la música a otra parte.

18. Es amable y generoso. Hay en él una deliciosa combinación de valentía y fragilidad.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir