Publicidad

LAS DOS VERSIONES DE LA SALIDA DE MARCIO MOREIRA

Marcio Moreira, el que fue presidente del jurado de El Sol hasta el mismo día del inicio del festival de San Sebastián, ha dado las razones de su abandono. Según lo que el creativo brasileño ha declarado que su salida se debió a un desacuerdo total en cuanto a los métodos de realizarse las votaciones del jurado. “En lugar de defenderlos, los organizadores del festival los abandonan”, dice Moreira al respecto de estos procedimientos.

Moreira denuncia también que hubo en el festival una “potente alianza hispano-argentina que aniquiló” cualquier sugerencia que el brasileño propuso cuando los enfrentamientos con el resto de miembros del jurado comenzaban a ser insostenibles. “Cuando me senté en aquella sala del jurado, sentí como si me hubiese embarcado en la máquina del tiempo y hubiese vuelto a los 80, cuando los creativos se preocupaban de los titulares divertidos, gráficos con doble sentido, bromas divertidas, efectos especiales, etc., como opuestos a la calidad y alcance multidisciplinar de las verdaderas ideas”.

Por su parte, miembros del jurado continúan afirmando que la salida de Moreira no supuso ningún problema para el festival. “Era una situación anómala, pero no nos ha afectado para nada. Ha habido criterios dispares como es necesario en todos los jurados, pero no ha habido ninguna tensión entre los catorce miembros del jurado. Y no sé si habrá habido un palmarés tan sólido como el de este año”, declaró el portavoz del festival José María Piera, tras la dimisión del brasileño.

Tampoco el otro portavoz del jurado, Fernando Vega Olmos, daba más importancia al hecho: «Fue significativo lo poco que sentimos su huida, no se fue, sino que no llegó». Y añadió que «todos hemos tenido diferencias de criterios en nuestras profesiones, pero siempre se encuentran formas de solucionarlas». Piera apuntó otro matiz: «No entiendo el por qué de esa decisión, quizá él quería un método más cerebral, mientras nosotros hemos creado un maravilloso caos, volviendo una y otra vez sobre cada pieza, para buscar la calidad por encima de todo». El director del festival, Luis Cuesta, declaraba por su parte en El Programa de la Publicidad que “Marcio nunca entendió el rol ni el nivel de autoridad que tenía el presidente, que ya le habíamos dicho que ninguno, ya que era un mero conductor, que no era un jefe ni era un director”. Mucho más conformista, sin duda, recalcó: “Son cosas que pasan”.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir