Publicidad

Las fotos en las cajetillas de tabaco sólo incentivan a dejar de fumar a un 14%, ¿es ésta la publicidad menos efectiva?

Normalmente la publicidad busca hacer atractivo un producto a los ojos del posible consumidor para generar en éste un deseo de compra que termine convirtiéndose en realidad. Pero no siempre es así, en el caso de la publicidad incluida en las cajetillas de tabaco pretende justamente lo contrario: espantar al consumidor.

Un estudio realizado por la universidad británica de Stirling ha descubierto que en este caso concreto la publicidad parece no ser muy efectiva, sobre todo entre los más jóvenes: los fumadores adolescentes parecen ignorar por completo este tipo de publicidad que pretende evitar el consumo del tan adictivo tabaco.

El estudio se ha centrado en analizar a jóvenes de entre once y dieciséis años, y tan sólo un 14% de los fumadores encuestados respondió que las chocantes fotografías incluidas en los paquetes de tabaco podrían ser un incentivo para dejar de fumar.

Parece que las fotografías de dentaduras podridas, gargantas abiertas y otros documentos gráficos de este calibre no terminan de causar el efecto que buscan, tal vez la solución haya que buscarla en prevenir y no en curar, es decir que se conciencia a los jóvenes desde pequeños para que no empiecen a fumar y no tengan que ver las desagradables fotos de los paquetes jamás.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir