Publicidad

Las grandes mentiras publicitarias de la Super Bowl

super bowl mitosLa Super Bowl se ha convertido en uno de los grandes eventos deportivos generando unos niveles de atención sobre el mismo que pocos pueden llegar a alcanzar. Como es normal, las marcas han visto en esta cita una oportunidad de oro para mostrarse ante los millones de espectadores que no quieren perderse uno de los acontecimientos deportivos más importantes del año.

Es lógico que ante tales circunstancias, la información que se genere sea excesiva en muchos casos y, como es normal, en muchas ocasiones esta es errónea. Por ejemplo, uno de los mitos que rodean a la Super Bowl es el que señala que es el día más importante para la publicidad y realmente esta afirmación no es cierta. Por esta razón a continuación vamos a desvelar la verdad sobre cinco mitos de la Super Bowl que se dan por ciertas.

1. Los anuncios están sobrevalorados

Todo el mundo sabe que las marcas pagan auténticas cantidades millonarias para que su spot aparezca de forma estelar en la Super Bowl. Pero las diferentes investigaciones realizadas en los últimos años señalan algo que es evidente: los anuncios de la Super Bowl no hacen que los consumidores salgan en masa a la calle a comprar los productos. Lo que sí es cierto es que los anuncios que aparecen en la Super Bowl generan un mayor recuerdo y sirven como elemento introductorio para dar a conocer un nuevo producto.

2. Los anuncios sexys venden

Un mito sobre el que es difícil que alguien no lo dé por cierto. Al igual que la publicidad en general muchos anuncios de la Super Bowl contienen temas con referencias sexuales pero lo cierto es que esto puede ser una estrategia equivocada.

De acuerdo a la investigación realizada por Media Analyzer, los anuncios con contenidos sexuales o sensuales provocan una división de opiniones entre los usuarios. El estudio de Ace Metrix encontró que los anuncios “sexys” de la Super Bowl puntuaron un 8% más bajo que los anuncios sin este tipo de referencias.

Lo mismo sucede con los anuncios protagonizados por celebridades que el mismo estudio ha señalado que puntúan hasta un 3% que los spots en los que no aparecen personajes famosos.

3. La Super Bowl es una gran fiesta

Casi todo el mundo piensa que la Super Bowl lleva a las casas de sus seguidores una fiesta continua. Reuniones para ver los partidos, suculentas comidas y grandes dosis de bebida en compañía de familiares y amigos. Pero lo cierto es que esto se aleja en cierto modo de la realidad.

La encuesta realizada por Reality Mine en la Super Bowl del pasado año en la que participaron 2.000 estadounidenses encontró que el 70% de los participantes vio la Super Bowl sólo o en compañía de otro amigo o familiar. Las redes sociales han conseguido que la sensación de conexión y conversación con el gran evento reduzca quizás la necesidad de grandes reuniones.

4. La audiencia de la Super Bowl es el sueño de cualquier “marketero”

Es cierto que la Super Bowl puede atraer una gran audiencia que puede superar los 100 millones de espectadores pero lo cierto es que la atención de estos puede ser bastante voluble. Reality Mine preguntó en su encuesta sobre que habían hecho los espectadores durante la emisión de la Super Bowl el partido. Durante el pico de mayor audiencia un 60% de estos afirmó estar pendiente del partido en cuestión pero apenas una hora después la atención cayó hasta el 20%.

5. El pollo es el alimento más consumido

Super Bowl y comida son dos términos que van de la mano y lo primero que seguro que se le viene a la mente son las alitas de pollo, los nachos o los aperitivos salados. Un estudio realizado por NPD Group señala sorprendentemente que los alimentos más consumidores esos días son las verduras tal y como respondió un 27% de los participantes. Tan sólo un 6% afirmó consumir alitas de pollo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir