Publicidad

LAS MAQUETAS COBRAN VIDA EN EL ULTIMO SPOT DE METRO DE MADRID

Nota de prensa:

Si en la anterior ejecución de Serena, los efectos especiales estaban pensados para recrear la ciudad de Nueva York y un gran muñeco de agua con la máxima verosimilitud, en la actual campaña de Metro de Madrid creada por McCann-Erickson, el trabajo ha consistido precisamente en lo contrario, en dotar a una maqueta de vida. Se trata de varios espacios de cartón piedra en el que personajes reales se mueven y dan vida a un decorado de la ciudad de Madrid que no pretende ser más que eso: una miniatura expuesta tras una vitrina de un museo.

En el spot, el Metro de Madrid se encuentra recreado en un museo que cobra vida y en el que personajes tomados de la realidad desfilan por diferentes ambientes miniaturizados.

Para realizar el anuncio se grabaron mediante croma todas las apariciones de los personajes, de manera que luego pudieran insertarse en la maqueta mediante “flame”.Para ello se estudió la escala exacta de las personas respecto al escenario en miniatura, lo que complicó tremendamente el rodaje. Además, se empleó una iluminación cenital que transmite el ambiente propio de las maquetas y, sobre todo, un cuidado constante del foco y de la profundidad de campo, de manera que los planos subjetivos carecieran del exceso de definición de las lentes macro.

La animación de todos los elementos no humanos, como coches, se realizó fotograma a fotograma, técnica tan antigua como el cine denominada “stop-motion”, exceptuando la conocida tuneladora para construir el metro, que fue realizada mediante el programa de 3D Maya.

En total 40 planos a lo largo de 45 segundos de duración grabados en alta definición mediante la cámara de última generación Viper. La productora del spot es Garlic Films y el realizador Marcelo Burgos.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir