Publicidad

LAS MARCAS NO SON TAN VERDES COMO SE ANUNCIAN

La mayoría de los lemas publicitarios con afirmaciones que hablan sobre el respeto del producto al medio ambiente es inexacto, inapropiado o, simplemente, no comprobado, según un informe realizado en Estados Unidos. De un total de 1.018 "mensajes medioambientales", sólo siete cumplían condiciones para poder ser considerados verdaderos.

El informe 2007 Greenwashing, realizado por la agencia de marketing TerraChoice Environmental Marketing, señala que existe un peligro real de que la acusación generalizada de greenwashing que flota sobre las empresas termine afectando a las que cuentan con productos realmente ecológicos.

Por greenwashing se entiende la práctica de algunas empresas que tratan de hacer creer a los consumidores que sus productos o sus prácticas cuidan del medio ambiente.

El informe indica también que las empresas que busquen obtener ganancias a corto plazo gracias a pobres estrategias ecológicas, están jugándose la buena salud de sus marcas a largo plazo.

La agencia destaca en el informe varios "pecados" del greenwashing; las empresas que quieran dar a conocer lo que hacen para proteger al medioambiente deberán intentar no cometerlos. Los pecados cometidos por las empresas son la ocultación de inconsistencias en la estrategia de protección al medio ambiente (sí, se hacen esfuerzos en algunos sentidos pero se descuidan aspectos importantes en la producción o distribución), la ausencia de pruebas, la vaguedad o la irrelevancia de las afirmaciones o las afirmaciones engañosas y el pecado del "menor de los males".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir