Publicidad

LAS TELEVISIONES Y SANIDAD PACTAN REGULAR LA PUBLICIDAD DE COMIDA DIRIGIDA A NIÑOS

El Ministerio de Sanidad y Política Social y las cadenas de televisión han firmado un acuerdo para regular la publicidad sobre alimentos dirigida a niños que pretende disminuir la presión publicitaria sobre los menores de doce años.

Trinidad Jiménez ha recordado que el 18,6% de los niños españoles entre dos y 17 años padece sobrepeso y el 8,9% obesidad. La Ministra subrayó además que estas cifras se incrementan sobre todo en la prepubertad.

Con este acuerdo, las cadenas de televisión asumen el contenido de las normas éticas contempladas en el Código de Autorregulación de la Publicidad de Alimentos dirigida a menores, prevención de la obesidad y salud (Código PAOS) firmado en 2005 entre el Ministerio de Sanidad y la industria alimentaria, ha mencionado Juan Astorqui, presidente de la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial.

Hasta ahora, las empresas anunciantes y adheridas al código PAOS tenían que hacer una consulta previa a Autocontrol, al sumarse las cadenas televisivas al Código PAOS (excepto TVE que dejará de emitir publicidad a partir de enero), las normas éticas de este Código se aplicarán a todos los anunciantes, hayan firmado o no el acuerdo, ya que los operadores se comprometen a respetar su contenido.

El acuerdo prevé evitar mensajes cuyas presentaciones escritas, sonoras y visuales puedan inducir a error acerca de las características del producto o de los beneficios derivados de su consumo.

Los anuncios de alimentos y bebidas dirigidos al público infantil deberán evitar el uso de una presión comercial excesiva, por lo que no deben hacer un llamamiento directo a los menores para que compren el producto anunciado ni incitarles a que pidan o persuadan a sus padres o a otras personas para que lo hagan.

Los mensajes publicitarios no deberán reflejar por ejemplo hábitos como el de comer o beber de forma inmoderada, excesiva o compulsiva, ni deberán fomentar, aprobar o presentar de forma condescendiente hábitos de vida sedentarios.

Del mismo modo, en la publicidad dirigida a menores ningún producto podrá presentarse como sustitutivo de ninguna de las tres comidas principales (desayuno, comida y cena).

Según se ha puesto de manifiesto, se calcula que los niños españoles ven una media de dos horas y treinta minutos diarias de televisión, lo que supone que, durante este período, un niño de entre cuatro y doce años observa unos 54 anuncios publicitarios.

Mediante el código PAOS, ha informado Jiménez, se han estudiado 1.331 anuncios, de los que 320 salieron adelante con las modificaciones y 68 fueron rechazados por considerar que incumplían el código.

Por su parte, y en nombre de las cadenas privadas de televisión, Jorge del Corral, secretario general de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), ha señalado que el tema de la publicidad dirigida a menores ´no suscita el mismo interés mediático, pero debería tenerlo, más incluso´.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir