Publicidad

Leandro Raposo (McCann Erickson): "si una agencia no es creativa, habla de los premios"

Leandro Raposo (McCann Erickson): "si una agencia no es creativa, habla de los premios"La representación de España en las ponencias de El Ojo de Iberoamércia llegó de la mano de Leandro Raposo, director creativo ejecutivo de McCann Erickson. Su charla titulada “AR 1132 EZE-MAD. IB 6843 MAD-EZE”, hacía referencia al viaje que le trajo a España y al que le llevço de vuelta a Buenos Aires. De esta forma, el creativo de origen argentino compartió con el público una lista de aprendizajes que le fueron útiles a lo largo de estos casi tres años cuando decidió aprovechar la oportunidad de emprender viaje a Europa para continuar trabajando en la industria.

“Todos consumimos la misma mierda en todo el mundo”, afirmó el creativo como análisis de una grabación que hizo en prime time sobre las tandas de cinco países diferentes. Luego de mostrarle a la audiencia algunos de esos spots, comenzó a nombrar en orden aquellos aprendizajes que consideraba básicos para la vida de todas aquellas personas que trabajen en la industria de la publicidad.

El primero de ellos, hizo referencia a la responsabilidad social. Raposo sostuvo que “si bien en Argentina no se le da mucha importancia, en España cualquier spot tiene que pasar por una asociación de Autocontrol antes de poder salir al aire”. Asimismo, el publicista habló sobre “no repetir fórmulas que nos salvaron de la crisis anterior” y sobre “desconfiar del ego”. Raposo cree que “si una agencia no es creativa, habla de los premios. Si se llevan para el culo entre los que allí trabajan, hablan de la integración. Lo único que nos va a terminar representando tiene que ver con nuestro trabajo y con mostrar lo que quieren ver. Terminamos mostrando nuestras falencias”. Según él, “a sus errores, los médicos los entierran. Los abogados los encierran y los publicitarios los muestran”.

Raposo mostró una grabación que había realizado para la campaña de Sedal, “Dejá que la vida te despeine”, en donde leía una carta que una mujer le escribía a su hija que todavía no había nacido, en donde le enumeraba algunas cosas realmente buenas de la vida. Según sostuvo, el error más grande fue pensar que ésta no llegaría al corazón de la gente. “En este caso, el poder del contenido excedía el formato. Por hacer historias, me perdí la oportunidad de contar cosas mucho más fuertes que lo que hicimos en esos cinco spots”, aseguró el creativo y afirmó: “La gente decide lo que gusta, no nosotros”.

“Tus ideas son tan interesantes como la gente que te cruces. Esto tiene que ver con nutrirse, con respetar y ser fanático de la vida, no sólo la publicidad. Al fin y al cabo, se trata de juntarse con gente que valga la pena, que te nutra humana y profesionalmente”, finalizó Raposo.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir