líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Lesayra, jugar al derecho de otra manera

Marketing y PublicidadEquipo y logo de Lesayra.

Lesayra revoluciona el mundo del asesoramiento jurídico

Lesayra, jugar al derecho de otra manera

Redacción

Escrito por Redacción

La compañía quiere distanciarse de competencia con una estética reconocible, un imaginario propio y una personalidad de marca disruptiva y auténtica.

Después de una trayectoria exitosa en firmas de prestigio internacional tres abogados deciden emprender una aventura empresarial que cristaliza en Lesayra, un despacho especializado en derecho Mercantil/Fusiones & Adquisiciones y derecho Bancario & Financiero. Con una base sólida de colaboradores y un conocimiento profundo del derecho deciden ofrecer una propuesta al mercado más próxima y cercana, incluso se podría calificar de divertida.

Objetivos de Lesayra

  • Una propuesta que se distancie claramente de la tónica general del resto de despachos de abogados.
  • Construir una estética reconocible y un imaginario propio que le distinga.
  • Proyectar la personalidad de la marca disruptiva, auténtica y muy vibrante.

Propuesta

Si algo nos ha demostrado la pandemia mundial es que estamos en un momento de cambios, la crisis sanitaria ha hecho que nos replanteemos todo, lo que hasta hace unos meses dábamos por hecho y seguro ahora son puestas en revisión. Los promotores de Lesayra consideran que hay otra forma de asesorar jurídicamente, un enfoque más humanista y disruptivo en el que los corsés desaparezcan para dar soluciones más creativas y excelentes.

El propio nombre es una declaración de intenciones surge de la castellanización (versión libre) de Le Ça Ira, la canción de la Revolución Francesa. Querer cambiar el mundo a lo grande. Dejar atrás el Antiguo Régimen con un canto de felicidad. Un momento en el que la luz de la ilustración se abre paso, Thinking outside the box.

Solución Gráfica

Generalmente la ciencia cognitiva representa el flujo temporal situando a la izquierda el pasado y a la derecha el futuro. De anteponer pasado y futuro surge el cambio. Ese punto de inflexión origina un gran efecto en el resultado, algo aparentemente inofensivo se convierte en algo común que se instala con fuerza como el modelo a seguir.

En el caso de Lesayra el motor de cambio, por tanto, es una recta, porque contiene un número infinito de puntos (de pequeños cambios) que seccionan la palabra con pasado y futuro.

La compañía recurre a una tipografía de palo seco: Geomanist, con base geométrica (formas puras, limpias, perfectas). Esta elección la distancia de la rigidez y frialdad habitual de las tipografías sin serifa, con el aporte de valores vinculados con la profesionalidad, solidez y solvencia que nos interesa capitalizar. La paleta cromática utilizada contrapone un color vibrante, creativo que dota de movimiento a la composición frente a uno más hierático que confiere confianza y seguridad.

Nota de Prensa.

 

Apple: ¿es hora de mermar su altísima (y problemática) dependencia de China?AnteriorSigueinteEl descarado "troleo" de Elon Musk a Coca-Cola y McDonald's en Twitter que se ha hecho viral

Contenido patrocinado