Publicidad

Lidl se saca de la manga un "reality show" con la ayuda de carrito de la compra muy "cotilla"

Lidl se saca de la manga un "reality show" con la ayuda de carrito de la compra muy "cotilla"Puede que algo tan mundano como ir al supermercado y hacer la compra no resulte a priori la actividad más interesante del mundo. Sin embargo, éste es precisamente el “leit motiv” de la última campaña lanzada en Irlanda por Lidl.

La célebre cadena alemana de supermercados decidió adosar una cámara a los carritos de la compra de algunas familias y con el contenido filmado se las ingenió para alumbrar una especie de “reality show” que atrapa (pese a lo aparentemente trivial de su contenido) la atención del espectador.

Seis spots diferentes de un minuto de duración integran la nueva campaña de Lidl, cuyo punto fuerte son sus protagonistas, que no son actores sino clientes 100% reales.

La campaña de Lidl retrata momentos cotidianos y deliciosamente cómicos en los que el espectador no puede evitar verse reflejado. Es imposible no empatizar, por ejemplo, con Adrian y Mary, una pareja que (sin saber muy bien cómo) llena hasta la bandera el carrito de la compra. O con la familia O’Connor donde están obligados a cohabitar (y alimentarse) un vegano y un apasionado de la comida rápida.

Con este singular “reality show” Lidl consigue no sólo arrancar una sonrisa al espectador sino también dar cuenta de la inmensidad de su surtido de productos.

La nueva campaña de Lidl echa raíces en un hecho de sobra conocido por todos: que pese a estar protagonizados por personas normales haciendo cosas totalmente normales, los “reality shows” concitan la atención del público (también de quienes reniegan públicamente de ellos).

Detrás de esta curiosa acción publicitaria están la agencia Chemistry y el regidor especializado en documentales Ken Wardrop, merecedor del Premio del Cine Europeo al Mejor Cortometraje y también de un galardón en el Festival de Cine de Sundance.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir