líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

"Dead Till Death", la película de miedo de Liquid Death

La marca de agua Liquid Death hace honor a su nombre estrenando una película mortalmente terrorífica

Liquid Death acaba de presentar en sociedad del tráiler de Dead Till Death, una película de miedo de 45 minutos de duración que debutará el próximo 11 de julio en un cine de Los Ángeles y también en streaming.

La marca de agua enlatada Liquid Death, que nos tiene acostumbrados a campañas tan estrafalarias como pavorosas (por lo lóbrego de su nombre), ha decidido zambullirse en el mundo del séptimo arte (del cine adscrito al género de terror por supuesto).

Liquid Death acaba de presentar en sociedad del tráiler de Dead Till Death, una película de miedo de 45 minutos de duración que debutará el próximo 11 de julio en un cine de Los Ángeles y también en streaming.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

La marca está comercializando un número limitado de entradas a 9 dólares para la «première» de su nuevo filme en su web de «merchandising«. Tras su estreno en la pantalla grande Dead Till Death podrá disfrutarse a través de la plataforma de vídeo en streaming Prime Video.

El tráiler de la película está repleto de guiños al cine de terror: un hombre de aspecto inquietante musitando frases tan espeluznantes como crípticas, imágenes capturadas por una cámara temblorosa siguiendo lo que parece una persecución y jóvenes disfrutando alegremente en el bosque ajenos a los peligros que allí les aguardan. En el avance del filme son además abundantes primerísimos planos de latas de Liquid Death (que para algo está detrás del filme).

En la película han estado involucrados Will Carsola, guionista y director de la serie animada para adultos Mr. Pickles, en calidad de regidor y también la productora Neighborhood Film Co., célebre por el largometraje de Netflix Concrete Cowboy.

En los últimos tiempos Liquid Death se ha ganado a pulso la fama de marca rompedora en el mercado (más bien anodino) en el que se desenvuelve. En mayo la marca se descolgó con una innovación de lo más morbosa: una suerte de protector para la cabeza capaz de repeler a los zombis más sanguinarios. Tan singular artilugio nació de la colaboración de Liquid Death y Netflix de cara al estreno en esta plataforma de la película Army of the Dead. Y a principios de año la compañía lanzó unos peluches tan adorables como sangrientos (por las heridas infligidas por los plásticos) bautizados con el nombre de «Cutie Polluties».

Mike Cessario, fundador de Liquid Cessario, asegura que su marca huye deliberadamente de la publicidad convencional porque es perfectamente consciente del odio que ésta genera en el consumidor. «No es una cuestión de edad ni de demografía ni de ingresos. La gente odia ser confrontada con mensajes comerciales y sufre viendo el 99% de los anuncios, tanto que pagaría por no tener que verlos», enfatiza Cessario.

Con la película Dead Till Death Liquid Death desea continuar rompiendo moldes. No en vano, Cessario, que antes de embarcarse en la creación de Liquid Death estuvo involucrado profesionalmente en agencias como CPB, Humanaut y Vayner Media, asegura que su experiencia en la industria publicitaria le ha enseñado mucho sobre lo que hacer y sobre lo que evitar a la hora de levantar los cimientos de su marca.

 

La sociedad, el espejo (hecho añicos) en el que ya no quiere mirarse la publicidadAnteriorSigueinteFuera ultraprocesados y más caprichos: Así son los nuevos hábitos de compra

Noticias recomendadas