líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

El consumidor no cree que el humor esté reñido con el coronavirus

Lo que el coronavirus se llevó (y el consumidor sigue buscando): el humor en la publicidad

No solo la ubicua solidaridad es bienvenida en la publicidad sobre el coronavirus, también lo son las risas. La mitad de los consumidores desea que la publicidad enarbole la bandera del sentido del humor.

humor

Autora de la imagen: tatjanadinato

La publicidad nacida al calor de la pandemia del coronavirus apela mayoritariamente al sentimiento de unión para vencer a una crisis sobrecogedora que no figuraba en el guion de la vida de nadie. Sin embargo, el humor, con el que las marcas tienden a ser más bien cicateras en los tiempos que corren, sigue siendo muy demandado por el consumidor (y debería quizás gozar de un mayor protagonismo en los anuncios sobre el COVID-19). Así se desprende al menos de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por FreeWheel.

De acuerdo con el informe, más de la mitad de los consumidores desea toparse de bruces con publicidad emparentada temáticamente con el coronavirus. Y cuando contempla anuncios, el consumidor busca fundamentalmente productos de alimentación, tecnología, coches y viajes.

El 37% de los consumidores se decanta por la publicidad con el foco puesto en el ramo alimentario y valora particularmente en ella los mensajes emocionales, las referencias a los acontecimientos actuales y también los descuentos.

Los consumidores reclaman una pizca de sentido del humor a la publicidad sobre el coronavirus

La publicidad sobre productos tecnológicos concita el interés del 28% de los consumidores. Y el 22% no quita ojo por paradójico que parezca en la era del confinamiento a los anuncios de coches y a los viajes. La publicidad vinculada a la industria automovilística interesa mayoritariamente a los hombres, mientras que los anuncios de viajes hacen tilín sobre todo y ante todo a los jóvenes de entre 18 y 24 años. A la publicidad turística el consumidor le reclama que dé rienda suelta a los sueños agazapados en las entrañas de la audiencia.

Pero no solo los sueños son bienvenidos en los anuncios, también lo son las risas (necesarias quizás para que el consumidor pueda recargarse de energía). La mitad de los consumidores desea que la publicidad enarbole la bandera del sentido del humor. Aun así, a las marcas el consumidor les exige también responsabilidad. Y una quinta parte de los consumidores considera que la prevención debería desempeñar un rol importante en la publicidad actual. En esta misma línea el 17% cree que las marcas deberían dejar clara su contribución a la lucha contra la pandemia en sus anuncios.

Conviene, por otra parte, hacer notar que el 54% de los consumidores admite prestar más atención que antes a la publicidad. Y pese a que la inversión en publicidad se ha contraído en las últimas semanas, los consumidores no se han apercibido en realidad de ello. Es más, el 61% cree que el volumen de publicidad ha aumentado o en su defecto ha permanecido inalterable. Y solo el 9% dice haber notado un descenso en la cantidad de anuncios que llegan a sus ojos.

ODEC refuerza su programa de formación "de casa a casa"AnteriorSigueintePrensa de altos vuelos: a los bebés los trae la cigüeña y a los periódicos los drones

Noticias recomendadas