Publicidad

Lo que engorda a los niños no es ver la televisión en general, es la publicidad

Uno de los grandes males achacados a la publicidad es la obesidad infantil. Pero no se trata sólo de un mito. Un nuevo estudio de la Universidad de California reafirma que el visionado publicitario por parte de los menores de siente años aumenta su riesgo de padecer obesidad.

Los autores hallaron que la cantidad de tiempo mirando anuncios de televisión estaba asociada con el aumento de peso en los siguientes cinco años. Esta misma tendencia no se halló en relación con el tiempo destinado a otras actividades sedentarias, como mirar videos, películas en DVD o programas educativos sin publicidades comerciales, por lo que pasar horas frente a la pantalla no es el problema. Asimismo, la relación entre la publicidad en televisión y el peso se mantuvo tras considerar otros factores, incluida la actividad física de los niños y el peso y la educación maternos.

"El estudio demuestra que sólo la exposición a la publicidad comercial está asociada con la obesidad. Los motivos serán los efectos de la penetrante publicidad de alimentos en la televisión comercial", dijo el autor, Frederick J. Zimmerman, de la University of California en Los Ángeles.

El problema, según Zimmerman, es que gran cantidad de los alimentos publicitados en televisión son "altamente procesados y llenos de calorías vacías", es decir, calorías sin valor nutricional. El investigador indicó que los padres podrían reducir el riesgo de obesidad en sus hijos si disminuyen la exposición a esos comerciales, sin tener que prohibirles todos los programas de televisión o los DVD.

Los resultados señalan que en los menores de seis años al inicio del estudio, cada hora de exposición a publicidad en 1997 estaba asociada con un aumento levemente mayor que el promedio del índice de masa corporal (IMC) en el 2002. Entre los niños mayores de siete años al inicio del estudio, la exposición a la televisión comercial estaba asociada con el IMC. Según el equipo, los resultados respaldan la idea de que la televisión influye sobre el peso de algunos niños, no porque los mantiene sentados en un sillón sino porque los expone a la promoción de comida chatarra y rápida.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir