Publicidad

El cliente es todo ojos cuando se hace un buen uso de la localización

La localización da fortísimos "codazos" a la atención del consumidor a la publicidad

Utilizados adecuadamente, los datos de localización son un suerte de atajo para las marcas a la hora de posarse en las retinas del consumidor.

localizacionLos datos de localización sirven para mucho más que para dar cuenta del emplazamiento actual del consumidor. Revelan también los lugares que estos han tenido a bien visitar en el pasado. Por eso, cuando se utilizan sabiamente, los datos de localización pueden obrar auténticos milagros en clave publicitaria. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la agencia de medios Mindshare.

El informe explora la manera en que marcas como Marks & Spencer, Amex y Mazda se valen de los datos de localización de sus clientes para comprender los estilos de vida de “targets” muy concretos, lograr echar raíces en comunidades locales y hacer llegar mensajes “hiperlocalizados” a quienes están en las inmediaciones de sus establecimientos.

En general sólo el 20% de la gente se siente cómoda con la idea de que las marcas utilicen los datos de GPS de sus teléfonos móviles para las comunicaciones de tipo comercial. Aun así, enfrentados a escenarios más prácticos en lo relativo al uso de los datos de geolocalización, la respuesta de los consumidores es en términos generales mucho más positiva.

Por ejemplo, el 43% de la gente asegura que la comunicación que echa raíces en la geolocalización es útil cuando ésta emana de una marca con la que ya tiene relaciones comerciales.

Si se toman la molestia de rastrear las localizaciones pasadas del consumidor (aquellas visitadas durante los últimos 30 días), las marcas pueden, por otra parte, identificar grupos de personas con intereses compartidos.

Cuando Marks & Spencer desea conectar, por ejemplo, con consumidores “foodies”, no se limita a tirar la caña a sus propios clientes sino también a aquellos que han comprado recientemente en Waitrose o en Borough Market.

Fijar la mirada en un grupo de personas de una comunidad geográfica en particular puede asimismo ayudar a las marcas a echar raíces en comunidades locales.

Para los anunciantes el envío de mensajes “hiperlocalizados” a quienes están en las inmediaciones de un establecimiento comercial puede ser también altamente efectivo (si los mensajes toman, por ejemplo, la forma de tentadoras ofertas).

En su estudio Mindshare proporciona a los anunciantes 3 claves para sacar el máximo jugo a los datos de localización: que se involucren en las comunidades locales de su entorno, que aporten el adecuado sabor local a sus mensajes y que utilicen datos de localización procedentes de toda una pléyade de fuentes.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir