líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los 6 "talones de Aquiles" de la publicidad exterior

El reto más complicado de una campaña de publicidad exterior es sin lugar a dudas conectar con el consumidor. Para lograrlo es especialmente importante que el mensaje central de la campaña sea llamativo y salte inmediatamente a la vista de quien la contempla. Algunos anunciantes parecen empeñarse, sin embargo, en hacer todo lo contrario. How2Marketing enumera a continuación los 6 errores más frecuentes en las campañas de publicidad exterior:

1. Demasiados mensajes
Para llamar la atención del consumidor, las campañas de publicidad exterior deben apostar por un único mensaje publicitario. Si hay varios, ninguno de ellos logrará abrirse paso en la mente del espectador.

2. Demasiadas imágenes
Las campañas de publicidad exterior que se empeñan en mostrar muchas imágenes fracasan a la hora de conectar con el consumidor. Para ello, la mejor opción es apostar por una única imagen lo más grande posible.

3. Imágenes con muchos detalles
Es importante que las imágenes que acompañan una campaña de publicidad exterior no sean demasiado detalladas. Si contienen demasiados detalles, al consumidor le costará más descifrar su significado global.

4. Logotipo demasiado pequeño
A la hora de diseñar campañas de publicidad exterior, muchos diseñadores prestan más atención al equilibrio de los diferentes elementos gráficos que integran la campaña que a la marca publicitada. El resultado son campañas con logotipos demasiado pequeños que pasan desapercibidos para el consumidor.

5. Mal emplazamiento del logotipo
En muchas campañas de publicidad exterior el logotipo está ubicado en la esquina inferior derecha. Este emplazamiento dificulta, sin embargo, su visión por parte del consumidor. Esta deficiencia se hace, por ejemplo, especialmente evidente en los anuncios ubicados en las marquesinas de líneas de autobuses. El mejor emplazamiento par el logo es siempre la parte superior del anuncio.

6. Poco contraste
Una campaña de publicidad exterior en la que sus elementos gráficos tienen poco contraste lo tiene más difícil a la hora de ganarse la atención del consumidor. Es importante mantener un equilibrio entre colores oscuros y claros así como fríos y cálidos. Buenas combinaciones de color son, por ejemplo, el azul y el naranja, el rojo y el blanco, el rojo y el negro, y el azul y el amarillo.

 

El tráfico de internet se cuadruplicará en cuatro añosAnteriorSigueinteRenault, Nissan y Mitsubishi: tres marcas, tres spots y una misma idea

Noticias recomendadas