Publicidad

Los anunciantes dilapidan sus presupuestos en la Super Bowl, pero pocos marcan "touchdown"

Super BowlLa 49ª edición de la Super Bowl ya es historia. Los New England Patriots se impusieron ayer a los Seattle Seahawks en la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) por 28 a 24. Sin embargo, los muchísimos anunciantes que ayer desfilaron en las carísimas pausas publicitarias de este "megaenvento" saborearon las mieles de la victoria sólo a medias. Según un reciente estudio de la consultora Wywy, los monstruosos presupuestos publicitarios volcados en la Super Bowl no son en realidad todo los efectivos que deberían ser. ¿El motivo? Que van colgados del brazo de estrategias online y móviles a todas luces ineficaces.

Un spot de apenas 30 segundos en la Super Bowl cuesta a los anunciantes una media de nada más y nada menos que 4,5 millones de dólares. Aun así, lo cierto es que la mayor parte de la marcas no optimiza tan gigantesco presupuesto porque no lo flanquean de acciones adecuadas en los medios online.

De los 56 spots analizados por Wywy durante la última edición de la Super Bowl sólo el 45% de los anunciantes promocionó simultáneamente el producto anunciado en la televisión en su página web. El 18% no tomó la molestia de asociar su página web con la campaña en televisión.

Por otra parte, sólo el 38% de los anunciantes acompañó la publicidad televisiva en la Super Bowl de campañas adaptadas a los dispositivos móviles.

El 48% de los spots mostrados en el gran evento publicitario del año en Estados Unidos extendió sus tentáculos en las redes sociales con acciones específicas para estas plataformas, hashtags incluidos. Con todo, sólo la mitad de los espectadores que durante la emisión del Super Bowl buscó más información sobre el producto anunciado en internet encontró realmente lo que estaba buscando.

“Muchas empresas invierten en la Super Bowl una parte considerable de su presupuesto publicitario anual para conectar con 100 millones de espectadores. Paradójicamente gran parte de estos anunciantes descuidan sus acciones en canales tradicionales de marketing como las búsquedas en internet y sus propias páginas web”, explica Andreas Schroeter, fundador y director de Wywy.

De acuerdo con un informe de la empresa de investigación de mercados Millward Brown, el 78% de los telespectadores echa mano de las segundas pantallas durante las pausas publicitarias para navegar en internet. Y no sólo eso. Según Nielsen, casi uno de cada tres televidentes busca información en la red tras el visionado de un anuncio en la televisión. A la luz de estas cifras, es más que evidente que para conectar con el espectador hay que apostar por acciones de marketing multicanal perfectamente engrasadas y esto es algo que muchas grandes marcas dejan de lado en la Super Bowl, apostilla Schroeter.

Durante la “joya de la corona” de los eventos publicitarios al otro lado del charco sólo el 60% de las empresas se preocupó de emplazar palabras clave relacionadas con los productos anunciados en la Super Bowl en los primeros puestos de los resultados de búsqueda.

Si quieren meterse de verdad en el bolsillo al espectador, “los anunciantes de la Super Bowl deben hacer todo lo que esté en su mano para que la búsqueda de información sobre sus productos y servicios sea los más sencilla posible en todos los dispositivos”, recalca Schroeter.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir