Publicidad

Cada vez más empresas apuestan por las asesorías contables

Los beneficios de contratar los servicios de asesoría en consulta contable

contable

Sin duda alguna, la contabilidad de una empresa es uno de los ámbitos que más quebraderos de cabeza da a todo tipo de empresarios. Al fin y al cabo, tener al día todas las cuestiones financieras supone tener en cuenta diferentes aspectos dentro de un negocio y que van mucho más allá de un simple balance de pérdidas y ganancias como muchos podrían pensar.

De hecho, y a pesar de que la contabilidad de una empresa será más compleja en función del tipo de negocio que nos encontremos y del tamaño de la misma, a la hora de la verdad, cuestiones como la consolidación de los estados financieros; el análisis contable para la integración, la consolidación o la implantación de nuevos criterios contables; la planificación financiera; o bien la revisión de todos los procesos relacionados con la contabilidad de una empresa afectan por igual a todas las empresas. Tanto a las grandes compañías como a las pymes que apenas cuentan con unos cuantos trabajadores.

Por ese motivo, no nos debería de extrañar que cada vez haya más empresarios que decidan contratar los servicios de asesoría en consulta contable. Unos servicios con los que no solo tendrán la seguridad de que todas las cuestiones que hemos mencionado antes (así como muchas otras) se llevarán a cabo bien sino con los que podrán tomar todo tipo de decisiones financieras con las que mejorar tanto la eficiencia como la efectividad de su negocio. Es decir, una serie de decisiones con las que no solo ahorraremos dinero sino con las que conseguiremos rentabilizar al máximo nuestra empresa.

En ese sentido, y si tenemos en cuenta lo anterior, contar con un buen asesor en materia contable será una de las mejores inversiones que podremos hacer para nuestro negocio. No solo por el hecho de que dará respuesta a la mayor parte de preguntas que nos surjan sobre el ámbito contable de nuestra empresa (por ejemplo, a la hora de pagar los impuestos correspondientes o bien a la hora de elaborar los estados financieros de la misma) sino porque será una forma de lidiar mejor con el día a día de cualquier negocio.

La contabilidad de una empresa: un aspecto complejo que dejar en manos de profesionales

Como podemos ver, más allá de las cuestiones legales que rodean a la contabilidad de una empresa (y que, por lo tanto, serán de obligado cumplimiento), la importancia que tiene este ámbito hace necesario contar con profesionales especializados en el mismo.

Es más, en grandes empresas y multinacionales es habitual ver cómo existe un departamento específico de contabilidad que precisamente se encarga de todas estas cuestiones. No obstante, en las pequeñas y medianas empresas, no siempre es el caso. Entre otros motivos, porque muchas veces no sale rentable tener un solo departamento encargado de estos asuntos. En especial cuando se pueden contratar los servicios de asesoría contable de los que ya hemos hablado.

Sin olvidarnos del hecho de que este tipo de asesorías a menudo incluyen una serie de servicios adicionales que buscan complementar esa asesoría contable para ofrecer a sus clientes justo lo que necesitan, personalizando en todo momento la asesoría para que cumpla con su objetivo.

La asesoría en gestión contable: ¿qué puedo esperar de este servicio?
Por otro lado, tampoco podíamos dejar de hablar con algo más de detalle sobre qué supone contratar este tipo de servicios. Si bien es cierto que en función de cada empresa y de cada asesor podemos encontrarnos algunas diferencias y particularidades, en términos generales este tipo de asesorías se traducirán en los siguientes servicios:

La contabilidad general: todo lo relacionado con la contabilidad de la empresa, desde las cuentas anuales hasta los cierres contables o los asientos pasando por todo tipo de cuestiones como la elaboración y presentación de los libros fiscales, de la memoria anual, etc.

Asesoría fiscal: como ya hemos comentado, una parte importante de la contabilidad de una empresa está relacionada con las cuestiones fiscales. Desde los impuestos que tiene que pagar hasta las obligaciones fiscales a las que está sujeto un negocio pasando por los diferentes plazos que influyen en el ejercicio de su actividad. Contar con un asesor contable será contar con un conocimiento pleno de todas las cuestiones legales relacionadas con nuestra empresa.

Diseño y optimización de nuestra contabilidad: adecuando en todo momento las necesidades de nuestra empresa con los factores externos para encontrar el plan financiero con el que consigamos el máximo beneficio y eficiencia.

La resolución de dudas: finalmente, y al igual que cualquier otra asesoría, uno de los servicios de los que disfrutaremos será precisamente de la resolución de las dudas contables que tengamos.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir