Publicidad

LOS CONCURSOS SUPONEN UN MALGASTO PARA LAS AGENCIAS PUBLICITARIAS

Los concursos parecen ser el nuevo modo favorito de los anunciantes para encontrar la agencia que más se adecua a sus deseos sin necesidad de gastar dinero y con la suerte de tener un amplio abanico de posibilidades. Si bien los concursos podrían tener sus ventajas como darle una oportunidad a agencias más pequeñas pero con buenas ideas, lo cierto es que en la práctica esto se convierte en un desbarajuste muy caro.

Según el Estudio de la Imagen realizado por el Grupo Consultores, el 80% de los anunciantes somete a concurso la decisión de quién llevará su publicidad. Por supuesto este procedimiento no está remunerado y se acaba convirtiendo en un regalo de tiempo y dinero que las agencias hacen a quien pague su publicidad.

Ángel Guirao, consejero de Shackleton, recoge en su tribuna de opinión de Expansión los tres rasgos que juzga más preocupantes, además de la falta de incentivo económico: el elevado número de agencias en competencia, la opacidad en el proceso de selección y la obligatoriedad de presentar una maqueta en formato audiovisual.

El panorama resultante son muchas agencias trabajando gratis para un único anunciante, sin la certeza real de cual será el baremo de su elección, pero teniendo en cuenta que aunque la idea presentada sea brillante podría ser eclipsada por una idea mediocre disfrazada de maqueta deslumbrante.

Otro rasgo de los concursos que merece las quejas de Guirao es por qué un anunciante encantado con su agencia de toda la vida decide serle infiel convocando un concurso. La respuesta suele ser para tantear el mercado y la insistencia en que la agencia no debe de preocuparse a pesar del concurso porque están maravillados con el servicio una constante, pero nunca se sabe.

Parece que la moda de los concursos comienza a suponer un engorro para las agencias publicitarias que vivían más tranquilas cuando no tenían que gastar parte de su presupuesto y talento en incertidumbre.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir