Publicidad

Los "publishers" gimotean mucho por culpa de los "ad blockers", pero no los combaten

adblockersAunque los “publishers” sueltan sapos y culebras cada vez que el tema de los “ad blockers” sale a colación, el odio que los ubicuos programas para bloquear publicidad infunden en los medios de comunicación online es más de boquilla que otra cosa. Puede que los “publishers” se quejen a viva voz de la supuesta perversidad de los “ad blockers”, pero muy pocos toman de verdad medidas contra ellos. Según un reciente estudio de la empresa de analíticas Media Radar, sólo el 4% de los “publishers” se toma de molestia de bloquear a los internautas que acceden a sus páginas web con un “ad blocker” instalado en el navegador.

Para llevar a cabo su informe, Media Radar puso bajo la lupa 100 páginas con mucho tráfico web. Sin embargo, de todas esas webs sólo cuatro (la cadena de televisión CBS, el diario británico The Guardian, la casa de subastas online eBay y la revista económica Forbes) se defienden frente al auge de los “ad blockers”, ya sea cortando al acceso a los internautas que hacen uso de estos programas o solicitando a los usuarios que desactiven talen programas.

No obstante, y de acuerdo con datos manejados por el organismo de la publicidad interactiva IAB, al menos 20 grandes “publishers” están experimentando actualmente al otro lado del charco con software para parar los pies a los “ad blockers”.

Si este tipo de software combate de verdad el imparable ascenso de los programas para bloquear publicidad online es por el momento un misterio.

La revista GQ copó muchos titulares el año pasado por pertrecharse de un software anti “ad blockers” que ponía a sus lectores en el brete de desactivar estos programas o pagar en su lugar 50 céntimos para acceder a su página web. Con todo, Media Radar asegura en su estudio que ese software no está hoy por hoy operativo (o al menos no se dejó ver en sus centenares de tests). En declaraciones a Bloomberg, Carly Holden, portavoz de GQ, asegura que la revista está experimentando constantemente en su aproximación a la amenaza que constituyen los “ad blockers”, por lo que cada lector tiene una experiencia distinta (y a veces no se topa con el consabido mensaje para desactivar estos programas o rascarse en su defecto el bolsillo). “Estamos viendo simplemente cómo reaccionan nuestros lectores”, recalca Holden.

Pese la pasividad de los “publishers” a la hora de encarar a los “ad blockers”, un reciente informe de Global Web Index concluye que estos programas son un fenómeno de masas no sólo en los dispositivos desktop sino también en los dispositivos móviles.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir