líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadFotograma del cortometraje "Perfect Contrast, Perfect Light" de Louis Vuitton

'Peculiar Contrast, Perfect Light', el nuevo e hipnótico corto de Louis Vuitton

Louis Vuitton amalgama rareza y belleza en este filme extrañamente magnético

El nuevo filme de Louis Vuitton, que lleva por título "Peculiar Contrast, Perfect Light", echa raíces en el ensayo "Stranger in the Village" publicado allá por 1953 por James Baldwin.

A fin de presentar en sociedad la nueva colección masculina para el otoño-invierno de 2021 de Louis Vuitton, Virgil Abloh, el director creativo de la firma francesa, ha alumbrado un soberbio cortometraje de 15 minutos de duración por el que se pasean los poetas Saul Williams y Kai-Isaiah Jamal y el rapero Yasiin Bey (anteriormente conocido como Mos Def).

El nuevo filme de Louis Vuitton, que lleva por título «Peculiar Contrast, Perfect Light», echa raíces en el ensayo «Stranger in the Village» publicado allá por 1953 por James Baldwin. En aquella obra el autor comparaba su experiencia viviendo en un remoto pueblo de Suiza con su vida como ciudadano afroamericano en Estados Unidos.

El corto se abre con una escena en la que Saul Williams pasea por un nevado paraje suizo. La suya es una figura oscura y sombría pertrechada de un maletín plateado encadenado a su muñeca.

A continuación la cámara se posa sobre varios hombres patinando sobre el hielo y Williams se abre paso en una habitación de marcado carácter urbano. Allí vemos a una pareja charlando en un banco, a un hombre con el periódico bajo el brazo y a otro individuo retozando contra una pared de mármol (como recuperándose de la resaca de la noche anterior).

Las personas que desfilan por la escena parecen querer dirigirse a algún sitio, como si la habitación en la que se encuentran fuera en realidad un vasto universo.

De hecho, la habitación de marras es una realidad una ciudad y sus ciudadanos, más arquetípicos que reales, dan vueltas y vueltas por el mismo lugar.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

«De niños nuestros sueños y aspiraciones son personificados por los arquetipos: el artista, el vendedor, el arquitecto, el vagabundo… Son prejuicios inconscientes instilados en nuestra psique colectiva por las arcaicas normas de la sociedad», apunta Louis Vuitton.

Después y tras entonar una larguísima retahíla de nombres famosos (Kahlo, Whitman, Guevara, Joplin, Tesla, Nostradamus, Nefertiti, Kennedy o Marley), Williams recuerda a todos aquellos que la sociedad quiso quemar y que a día de hoy están todavía en llamas.

Después Kai-Isaiah Jamal toma la palabra para pronunciar la siguiente frase: «Creo que como persona de raza negra, como persona transexual, como persona marginada, el mundo está aquí para que lo tomemos. Porque el mundo ha tomado ya demasiado de nosotros».

De carácter endiabladamente hipnótico, el filme cuesta asimismo con la participación del rapero Yasiin Bey, que recita algunas frases inspiradas parcialmente en su canción “Casa Bey”.

«¿Es un hombre de negocios siempre blanco y un jugador de baloncesto siempre negro?», se pregunta, por su parte, Abloh, que es estadounidense de origen ghineano y en su última colección ha fusionado tejidos africanos Kente de seda y algodón con el típico tartán de Escocia. «¿Hace esto que los tejidos Kente sean menos ghineanos y que el tartán sea menos escocés? La procedencia es una realidad. La propiedad es un mito», enfatiza.

Dirigido por Wu Tsang y coreografiado por Josh Johnson, el nuevo cortometraje de Louis Vuitton se filmó en los Alpes suizos y en el Tennis Club de París.

Seis consejos para que las marcas le saquen el máximo partido al San Valentín más digitalAnteriorSigueinteLos estadounidenses se topan de frente con la realidad de su mala alimentación en esta campaña

Noticias recomendadas