Marketing y Publicidad

George Lois cree que los grandes holdings hacen mal a la publicidad

El "Mad Man" George Lois desea ver a WPP, Omnicom, Publicis, Interpublic y Dentsu arder el infierno

"Espero que WPP, Omnicom, Publicis, Interpublic y Dentsu se queden fuera del negocio", asegura el veterano creativo estadounidense George Lois.

george loisGeorge Lois, un "Mad Man" de pura cepa que con su arrolladora creatividad puso patas arriba la publicidad y el diseño gráfico al otro del charco allá por los años 50 y 60, desea fervientemente que un nuevo "terremoto" sacuda a la industria publicitaria (el mismo que provocaron hace unas cuantas décadas él y sus colegas).

Al hablar sobre la publicidad actual Lois, que está punto de cumplir 88 años, no puede evitar que vitriólicas palabras se asomen a sus labios. “La publicidad es un arte perdido. Mírala. Es todo terrible. El trabajo apesta. La industria apesta”, asegura el legendario creativo estadounidense en una entrevista concedida a Campaign.

“Es muy simple. El futuro de la publicidad no tendrá lugar hasta que alguien inicie una nueva revolución creativa. Lo que el mundo está esperando es lo que yo hice cuando era joven. Yo comencé una revolución creativa en la publicidad y ésta cambió de manera inmediata”, enfatiza. “Se necesita sólo un grupo de personas con verdadero talento para inaugurar de nuevo otra revolución creativa”, añade.

Lois, en quienes muchos ven el “alter ego” (en el mundo real) de Don Draper, el protagonista de la aclamada serie Mad Men, desdeña, no obstante, cualquier tentativa de compararle con el icónico personaje interpretado por Jon Hamm. El estadounidense enfatiza que él y sus colegas trabajaban bastante más duro y tenían también bastante más talento que el bueno de Don Draper (con cuya faceta de mujeriego no se identifica tampoco en absoluto).

George Lois cree que los grandes holdings son veneno puro para la publicidad

En cuanto a la relación (a menudo peliaguda) de las agencias con sus clientes, Lois afirma que no cree en la colaboración (tan en boga en la actualidad). “No colaboro con los clientes”, señala Lois. “Les obligo literalmente a hacer un buen trabajo. No creo que actualmente se empuje lo suficiente a los anunciantes a la hora de hacer cosas grandes”, apostilla.

A juicio de Lois que las agencias sean menos poderosas de lo que lo eran hace medio siglo no es en modo alguno excusa para el anodino trabajo que éstas ponen generalmente sobre la mesa. “No tienes que tener un gran presupuesto para hacer cosas grandes. Una gran idea no necesita estar apuntalada en un gran presupuesto. Yo hice campañas muy famosas sin apenas presupuesto”, recalca.

Lois tiene, por otra parte, el firme convencimiento de que internet (la tecnología en general) “ha destruido la publicidad”. “Se trata de una herramienta fantástica, pero ha degenerado en una completa estupidez digital. La gente no sabe lo que está haciendo”, apunta.

“Espero que WPP, Omnicom, Publicis, Interpublic y Dentsu se queden fuera del negocio”, subraya. Desde su punto de vista los grandes holdings publicitarios tienen un impacto completamente pernicioso en la industria, ya que la consolidación de pequeñas agencias, convenientemente amalgamada con el auge de los datos, ha precipitado la muerte de la publicidad verdaderamente creativa, la que se hacía en la era de "Mad Men".

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Dendary

Smartclip

La Vaguada

Compartir