Publicidad

Mad Men enloquece a la Academia y a los publicistas

Mad Men enloquece a la Academia y a los publicistasMad Men ha conseguido que tanto el público como la Academia de la Televisión se hayan contagiado de su locura. Y es que la serie, cuyo título combina las palabras hombres locos, hombres anuncio y hombres de Madison Avenue, logró 17 nominaciones en la gala de los Emmy, aunque anoche sólo pudiera hacerse con cuatro estatuillas: mejor drama por tercer año consecutivo, mejor guión de drama y dos galardones técnicos.

Pero el público también está loco por este drama televisivo. El preestreno, a finales de julio, congregó a casi tres millones de espectadores, algo llamativo para AMC, una cadena minoritaria de pago. Además, según informa El Mundo, el propio presidente Obama envió una carta al creador de la serie, Matthew Weiner, para manifestarle su apoyo en una especie de felicitación institucional mezclada con el fanatismo adolescente.

Y los directores creativos en España, como Nacho Guilló, de Shackleton, afirman que miran a Don Draper, el protagonista y farsante de la serie interpretado por Jon Hamm “con envidia”. “Más allá del aspecto formal, como que vayan como pinceles o que beban whiskeys todo el día, lo sigo porque te retrotrae a una época en la que los clientes iban a las agencias con confianza”, dijo Guilló. Mientras, Carlos Alija, director creativo en Sra. Rushmore afirma que ha visto cómo se relataba la historia de su profesión. “Los ingleses compran la agencia de la ficción, Sterling Cooper, porque ellos fueron los primeros en tener una visión financiera”, añade. Y Chacho Puebla, de Leo Burnett, recuerda que “casi todas las agencias nacieron en esta época”. Y, como afirma Juan Corrales, de Contrapunto BBDO, “retrata un movimiento histórico muy especial por los derechos civiles, la integración de la mujer, la homosexualidad…”.

Aunque también hay ocasiones en las que afirman verse reflejados en la pequeña pantalla. “Está muy conseguido el ambiente de salir tarde del trabajo. Sobre todo en un capítulo en el que prueban una cortadora de césped en la agencia. Yo he jugado al ping pong y también con una pelota gigante. Aunque de entre todas las escenas me quedo con cuando deciden vender Lucky Strike con la frase It’s Toasted, apelando a que es artesanal”, recuerda Guilló. Puebla, además, afirma que, al igual que el trabajo de Don Draper en la serie nunca acaba “tu cabeza sigue pensando cuando estás fuera. Ves tu anuncio en la calle y piensas ‘puta’, podría haberlo hecho mejor”.

En España, la época de oro que relata la serie en los años 60, se produjo aquí unos años más tarde. Como recuerda Corrales, “en España fueron muy bestias los años 80. Hasta 24 horas dedicadas al trabajo, pero más dinero: la industria publicitaria estaba en efervescencia. El que más o el que menos lo ha vivido. Entonces sí se fumaba y se bebía en las agencias. Y fuera”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir