Publicidad

Madrid "lava la cara" de su publicidad exterior de la mano de Clear Channel

publicidad-exteriorLa publicidad de las calles de Madrid se lava la cara después de que el Ayuntamiento, que había declarado desierto el concurso para la adjudicación de la gestión de los soportes publicitarios de la capital, haya sido obligado a reabrir el mismo tras presentar un recurso dos de las empresas candidatas.

De esta forma será finalmente Clear Channel el responsable del diseño, fabricación y explotación de las nuevas piezas del mobiliario urbano que superan las 2.000, entre las que se encuentran los popularmente denominados como chirimbolos, tal y como señalan desde el diario El Mundo.

Un contrato que se encuentra matizando los últimos flecos entre la empresa de publicidad exterior y el consistorio en el que se contemplan las siguientes cifras:

- Renovación de 1.450 expositores con carteles ubicados en ambas caras (similares a los ya conocidos mupis).

- Un total de 190 contenedores destinados al reciclaje de vidrio.

- 164 columnas.

- 300 soportes en los que se incluyen pantallas digitales y que se han convertido en una de las grandes novedades.

- 350 puntos de conexión Wi-Fi.

- 50 aseos de uso público.

El objetivo del Ayuntamiento de Manuela Carmena, es el de hacer que Madrid cuente con un mobiliario urbano que respete el medio ambiente, sea totalmente accesible e innovador.

Este último punto queda cumplido con el uso de novedosas tecnologías que permitirán informar a los ciudadanos sobre aspectos de su interés como puede ser la calidad del aire que tanto ha preocupado a la capital en los últimos meses o la disponibilidad de aparcamientos libres.

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible del consistorio ha dejado claro que este nuevo contrato no tendrá ningún coste adicional para los madrileños. “Es más, los ingresos por canon para el Ayuntamiento de Madrid se duplicarán en relación al actual contrato”, afirman.

Volviendo al concurso de adjudicación, recordemos que Clear Channel fue apartado del mismo el pasado mes de noviembre por no aportar “los cálculos técnicos de estabilidad y cimentación”. Calificaron su propuesta de incompleta en relación a la instalación del mobiliario urbano y por la inclusión de un “análisis del ciclo de vida”, tal y como se recoge en el recurso que la propia empresa había interpuesto.

El tribunal dictaminó que la documentación aportada por la compañía no era “inviable o incoherente” por lo que no existía motivo para la exclusión del concurso optando por tomar esta decisión “relevante y gravosa” sin solicitar más información y aclarar la situación.

Peor suerte corrió JCDecaux, adjudicataria actual del servicio de explotación publicitaria del mobiliario público, y la otra compañía que junto a Clear Channel participó en el concurso. En este caso sí se han dado por válidas las razones argumentadas por el Ayuntamiento para rechazar su propuesta.

“El Tribunal Administrativo de Contratación estableció en su momento que los incumplimientos del pliego que habían sido detectados en las dos empresas y que habían dado lugar a la declaración de desierto del concurso podían ser complementados por parte de Clear Channel”, apuntan desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, dejando claro que la compañía presentó la documentación requerida el pasado mes de enero recibiendo el visto bueno a su oferta el 15 de febrero.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir