Publicidad

MADRID SE APAGA, ADIÓS A LA PUBLICIDAD LUMINOSA DE LA CAPITAL

Probablemente, a partir de octubre podrán contarse más estrellas en el cielo de Madrid gracias a que la ciudad apagará las luces de neón. El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado una nueva ordenanza, con entrada en vigor en octubre, que regulará la publicidad en las calles de la capital, prohibiendo las luces de neón en el centro histórico. Quien la incumpla podrá ser multado hasta con 3.000 euros.

El objetivo principal de la normativa es reducir la contaminación lumínica que sufre Madrid desde hace unos años. Además de terminar con el “escaparate descontrolado, caótico y desordenado” que es la capital según palabras del alcalde Ruiz-Gallardón. Por el momento sólo se regula lo relativo a la luz, lo de la homogeneidad de los carteles quedará resuelto más adelante cuando se de el fallo del concurso de ideas al que ha convocado el Ayuntamiento.

La ordenanza establece la reducción general en la intensidad de los carteles luminosos en toda la ciudad, fijando además una zona especial de protección en el que no habrá reducción, sino eliminación total del neón. En el resto de la ciudad, además de reducirse la intensidad, se reducirá el número de horas de encendido de los carteles. Las farmacias son los establecimientos a los que más ha alarmado esta normativa, puesto que la ley no escrita manda que se mantenga encendida la cruz verde en las farmacias de 24 horas. La solución que se les ofrece es que se iluminen con un foco en lugar de con neón. La misma opción pueden tomar los cines y teatros de Gran Vía.

Las obras han puesto de moda las grandes lonas publicitarias, las cuales también regulará la nueva normativa. Se estaban dando casos en los que la obra se alargaba para que la campaña publicitaria no fuera retirada, por lo que ahora se establecerá un plazo máximo de seis meses improrrogables para la colocación de publicidad en los andamios. Los coches anuncio también quedarán prohibidos, principalmente por las retenciones de tráfico que generan.

La medida no afecta a la EMT, que funciona como soporte publicitario pero que cuenta con una regulación expresa. También se multará a las personas que, para pedir trabajo, vender su casa o alquilar un piso, se anuncien en carteles pegados en farolas, cabinas telefónicas, fachadas de edificios, semáforos, etc. La única publicidad luminosa que podremos ver en el centro serán los anuncios que coronan los edificios. Aunque con menor intensidad y durante menos horas, Madrid podrá seguir contando con el Tío Pepe.

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir