líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Maniquíes disfrazados de "sin techo" y convertidos en huchas: así es la rompedora campaña de esta ONG

badtLos maniquíes que habitualmente vemos en los escaparates de las tiendas representan la cara más glamourosa del mundo consumista en el que habitamos. Pero, ¿y si sirvieran también para abrir los ojos del consumidor a la dura realidad de las personas sin hogar? Maniquíes y «sin techo» parecen a priori dos conceptos antagónicos, pero una ingeniosa campaña de la ONG holandesa BADT se las ha ingeniado para unirlos en matrimonio por una buena causa.

A pesar de que más de 15.000 personas han hecho de las calles de Ámsterdam su improvisado hogar, muchos ciudadanos de la capital holandesa parecen preferir hacerse los suecos e ignorar esta problemática. ¿La solución para curar su ceguera social? BADT cogió un puñado de maniquíes, los vistió con ropa de segunda mano donada por la agencia JWT y los emplazó en las calles más céntricas de Ámsterdam.

No contenta con el factor sorpresa que ya de por sí provoca ver a unos habitualmente estilosos maniquíes vestidos como si fueran unos “sin techo”, la ONG abrió una pequeña ranura en su frente convirtiéndolos de paso en útiles huchas.

“Necesitamos dinero para las familias sin hogar de Ámsterdam”. Este es el contundente mensaje con el que BADT consiguió despertar la conciencia social de los ciudadanos de Ámsterdam y también abrir sus bolsillos. Con esta original acción publicitaria, que se prolongó durante una semana y no costó ni siquiera 100 euros, BADT logró su objetivo y consiguió recaudar fondos para ayudar a las personas más necesitadas de la capital holandesa.

 

Tras triunfar en la red, el célebre minino Grumpy Cat maullará ahora en la pequeña pantallaAnteriorSigueinteTapsa, DDB y McCann, las grandes bazas españolas en la lista corta de Press en Cannes Lions 2014

Noticias recomendadas