Publicidad

Una marca de moda, en el ojo de la polémica por "sexualizar" a una joven modelo

nobodys childNobody's Child se autodefine como una marca de moda ética que se basa en el principio de que "la moda rápida no tiene por qué ser sinónimo de baja calidad o de cuestionables prácticas de fabricación". Sin embargo, puede que su ética sobre publicidad sea algo cuestionable.

La marca británica está en el punto de mira de la ASA (Advertising Standards Authority, organismo que regula la publicidad en Reino Unido, por "sexualizar" a la joven modelo que protagoniza una de sus últimas campañas.

El organismo ha prohibido estos anuncios, a los que califica de "irresponsables" por las poses y expresiones faciales de la joven que aparece en ellos. ASA considera que en las imágenes aparece "sexualizada alguien que parece ser una niña”.

Las fotografías, que fueron realizadas por la propia empresa, representan a la chica apoyada en el brazo de un sofá mirando directamente a la cámara con la boca parcialmente abierta y las piernas separadas, mientras que en otra aparece la modelo sentada en una silla de gran tamaño con una pierna ligeramente elevada y con las manos entrelazadas.

Ambas imágenes aparecen con el hashtag #NobodysChild y la dirección web de la compañía, por lo que algunas quejas han señalado que el nombre de la marca en los anuncios sugiere que se trata de un "niño vulnerable", ya que el nombre de la compañía significa “niño de nadie”.

nobodys child ad (a) (1)
nobodys child ad one

Desde Nobody’s Child se han defendido alegando que, si bien las imágenes están abiertas a la interpretación, creen que la modelo no ha sido sexualizada. De hecho, aunque lo parezca, la chica no es menor, sino que tiene 21 años de edad. También declararon que tienen como objetivo "reflejar el sentimiento de su experimentado público objetivo, de que ellos ya no son niños y ahora son personas propias”.

El ASA señala reclama que las poses y la mirada de ambos anuncios eran "sexualmente sugestivas" y que la posición de la modelo en el segundo anuncio "sugiere vulnerabilidad" y que parece más joven de lo que es. ."Llegamos a la conclusión de que los anuncios eran irresponsables y que pueden causar una ofensa grave", explica el ente regulador, dando instrucciones de que no deben volver a mostrarlos, y pidiendo a la compañía que sus futuros anuncios "no sexualicen los que parecía ser un niño y representarlos como vulnerables".

 

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir