líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Qué son las marcas intuitivas y por qué son esenciales para influir en el consumidor?

Marketing y PublicidadUna piedra humanizada le entrega un dibujo de un corazón a otra

Marcas intuitivas o cómo crecer más con menos

¿Qué son las marcas intuitivas y por qué son esenciales para influir en el consumidor?

Las marcas intuitivas son esenciales para que el consumidor entre en el proceso reflexivo y poder influir en sus decisiones.

Dar con la tecla adecuada para captar a los consumidores y que estos elijan una marca concreta no es una tarea sencilla. No obstante, hay una serie de pasos que podemos hacer para adentrarnos en su mente sin que la persona lo sepa e ir introduciendo en su subconsciente el nombre de la misma y la necesidad de probarla.

La «solución» reside en las marcas intuitivas, es decir, aquellas que tienen activos distintivos. Al disponer de elementos de identidad que se reconocen en fracciones de segundo, es mucho más fácil activar esa firma en la red de las mentes de las personas.

Esa es una de las conclusiones ofrecidas por Ipsos en un seminario en el que nos han mostrado cuáles son las claves para entrar en el proceso de decisión de las audiencias. Las marcas intuitivas serían el mejor modo de romper el proceso automático del consumidor y entrar en el reflexivo, esencial para influir en las respuestas que da el consumidor.

Las compañías que participan de elecciones intuitivas tienen un gran potencial de crecimiento con menos. «Tomamos más de 35.000 decisiones diarias, una decisión cada dos segundos. Nuestro cerebro ha tomado caminos de supervivencia», explica Antonio Gómez, Market Strategy & Understanding Director de Ipsos.

Alcanzar la parte reflexiva del consumidor, el gran reto de las marcas intuitivas

Simplificando los procesos a automático y reflexivo, lo cierto es que hay una gran parte de las compras que se hacen dentro del primero. Por ejemplo, cuando se realizan compras repetitivas, por reposición o de productos baratos.

Lo ideal es llegar a un punto en el que se active la parte reflexiva del cerebro, en la que el consumidor es más consciente y está más abierto a considerar opciones. Esto significa que la marca puede lanzar su comunicación, que esta penetre y que surta efecto. En este sentido, se pueden tomar varias vías para influir, desde reforzar la decisión automática, hasta interrumpir el proceso automático o justificar la elección reflexiva.

«Activar el proceso reflexivo del consumidor es el gran reto de la innovación», asegura Rubén Fernández, Innovation Director. «Podemos interrumpir los procesos automáticos, hacer ese clic en el cerebro del consumidor, que empieza a reflexionar y podemos hacer que nos atienda», comenta.

Sin embargo, si se quiere hacer hay que tener en cuenta el tiempo. Si nos presentamos con dudas y no con convicción, si tardamos en hacer acto de presencia, habremos perdido la oportunidad de hacerles entrar en el ámbito reflexivo.

«Lo primero que tenemos que hacer es llamar su atención, conseguir que pare y activar esa parte reflexiva. Es muy complicado porque cada vez recibimos más impacto, más estímulos. Tenemos una atención mucho más reducida», declara Fernández.

De este modo, contar con esos elementos distintivos (taglines, fuentes, embajadores, símbolos, colores o logos) es imprescindible para ser una marca intuitiva e influir en las decisiones de los consumidores.

 

OMD España enloquece el mundo del Retail con la tercera edición de su estudio "The Retail Revolution"AnteriorSigueinteEl dispositivo catalán que avisa de las crisis epilépticas levanta más de 1M€ para su internacionalización

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Contenido patrocinado