Publicidad

Más allá del product placement: llega la primera película hecha a base de anuncios

Morgan Spurlock, el mismo que se dedicó a comer hamburguesas y todo tipo de productos de McDonald's durante un mes, para hacer su documental Super Size Me, vuelve a las pantallas. Esta vez, tocando otro tema interesante: el product placement o emplazamiento de producto. Su nueva apuesta recibe el título de The Greatest Movie Ever Sold (La mejor película jamás vendida) y su objetivo es mostrar que todo está a la venta. Morgan Spurlock dispara en esta ocasión contra la publicidad, el marketing y el cine, sumergiéndonos en el universo de las marcas y el product placement. De forma irónica, Spurlock financiará el documental a través de esas mismas marcas a cambio de insertar anuncios de las mismas en su película y de utilizar de forma exclusiva, a lo largo de todo el film, los productos de esos anunciantes.

Spurlock viajó para contactar con decenas de marcas para que fueran patrocinadoras de la película, dando como resultado un total de 90 minutos 100% financiados con dinero de los anunciantes. POM Wonderful, la marca de zumos que aparece en el título de la película, puso un millón de dólares, que no está mal si contamos con que Super Size Me se hizo con 65 millones. De esta forma, Spurlock padecerá en su propia piel los efectos del patrocinio, ya que él mismo llega a ofrecerse para convertirse en soporte de los anunciantes. Y también muestra las consecuencias de la publicidad agresiva de las grandes marcas y agencias en una película en la que el protagonista intentará que le patrocinen hasta el mas mínimo detalle, incluyendo su propio cuerpo.

La película ya se ha estrenado en Estados Unidos pero para España aún no hay fecha de lanzamiento. Eso sí, Amazon ya la ha puesto a la venta y pueden verla también en inglés con subtítulos en español pulsando aquí. De momento, les dejamos con un pequeño avance:

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir