Marketing y Publicidad

El branding de McDonald's juega al escondite en esta campaña

McDonald's se come con patatas su propio branding en estos minimalistas anuncios

McDonald's y la agencia Leo Burnett Londres han alumbrado una campaña desprovista totalmente de branding en la que hay simplemente listas de ingredientes apilados.

mcdonaldsLa "m" con forma de arcos amarillos es probablemente el ingrediente más reconocible (y más delicioso) del branding de McDonald's.

Sin embargo, en una nueva campaña lanzada recientemente en Reino Unido McDonald's llega al extremo de despojarse completamente de su branding (y hasta de su nombre).

La campaña de la célebre cadena de comida rápida está integrada por minimalistas anuncios consistentes única y exclusivamente en palabras apiladas (de la misma forma de que los ingredientes se amontonan uno detrás de otro en su productos más famosos).

En uno de los anuncios puede leerse, por ejemplo, la siguiente retahíla de palabras (todas teñidas del color del alimento al que dan nombre): "bun, beef, gherkin, lettuce, sauce, bun, beef, cheese, lettuce, sauce, bun" (el famoso Big Mac por supuesto).

Los anuncios están totalmente desprovisto del logo y del nombre de McDonald's, aunque se supone que contemplando los grupos de sabrosas palabras que los integran el espectador no tardará en adivinar a la marca que hay parapetada detrás. Tal es la confianza de McDonald's en su propio branding, reconocible incluso cuando brilla completamente por su ausencia.

Detrás de la nueva campaña de McDonald's están la agencia Leo Burnett y el diseñador David Schwen. Se da la circunstancia de que la campaña de marras está inspirada en el proyecto "Type Sandwiches" que Schwen alumbró allá por el año 2011.

El proyecto y la actual campaña de McDonald's se rigen por idéntico principio (apilar ingredientes) y utilizan la fuente tipográfica Helvetica. En su nueva campaña la marca estadounidense de "fast food" ha preferido renunciar a su propia fuente tipográfica: "Speedee".

Lo más interesante de la campaña es que los ingredientes apilados que la conforman podrían darse cita en casi cualquier hamburguesa. Pero de alguna forma al espectador no se le escapa que es McDonald's (o al menos una gran cadena de hamburgueserías) quien está detrás.

La simplicidad y la audacia llevadas al extremo funcionan a la perfección en la nueva campaña de McDonald's, que el espectador no puede sino devorar (incursionando nada más verla en uno de los muchos restaurantes de la cadena de los arcos amarillos).

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir