líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadJames Bond, interpretado por Sean Connery, posa junto a un flamante Aston Martin

Marcas que se colaron el universo de James Bond

Los 10 mejores cameos publicitarios de James Bond, el agente con "licencia para anunciar"

A lo largo de casi 60 años ha desfilado por las películas de James Bond un nutrido ejército de marcas. ¿Lo mejor? Que muchas de las marcas que hacen cameos en los filmes del agente 007 son parte integral de la historia.

El estreno de Sin tiempo para morir, lo último de James Bond, se posponía por enésima vez la semana pasada. Y dejaba con los dientes largos no solo a un buen número de fans de la célebre saga cinematográfica sino también al auténtico batallón de marcas que acompañan a Daniel Craig en su última aventura como el infatigable agente 007.

Con 25 películas a sus espaldas, James Bond ha demostrado ser el mejor embajador publicitario para las marcas en la gran pantalla. El agente al servicio de su Majestad se precia de encandilar al público no solo con sus fenomenales aventuras sino también con su sensacional olfato para las marcas premium (que las masas no tardan en codiciar).

A lo largo de casi 60 años ha desfilado por las películas del agente 007 un nutrido ejército de marcas, desde Bollinger a Smirnoff, pasando por Land Rover, Adidas, el fabricante de motocicletas Triumph y la marca de relojes. ¿Lo mejor? Que muchas de las marcas que hacen cameos en los filmes de James Bond son parte integral de la historia.

A continuación, y de la mano de Horizont, repasamos los que son quizás los cameos publicitarios más memorables en las películas de James Bond:

1. Bikini

Allá por 1960 una nueva prenda de baño (supuestamente escandalosa) estaba en boca de todos: el bikini. Al calor de este minúsculo traje de baño surgieron incluso éxitos musicales como «Itsy Bity Teenie Weenie Yellow Polka Dot Bikini», pero el «hype» en torno al bikini no tardó en evaporarse.

Sin embargo, dos años después Ursula Andress tuvo a bien aparecer enfundada en un bikini blanco en la película Agente 007 contra el Dr. No y la prenda se convirtió no sólo en protagonista de una escena absolutamente icónica en la historia del séptimo arte sino también en una pieza indispensable para los más «fashionistas».

En 2001 aquel inolvidable bikini se vendió en una subasta por alrededor de 60.000 dólares.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

2. Heineken

La marca de cerveza es uno de últimos romances publicitarios de James Bonds y a ojos de muchos también uno de los más peligrosos. Al fin y al cabo, ¿cómo se explica que el agente 007, devoto confeso de los martinis y del champán, riegue de repente el gaznate como si no hubiera mañana con Heineken?

Así y todo, lo cierto es que en la primera película de la saga, Agente 007 contra el Dr. No, James Bond aparece con una cerveza rubia en la mano (de la marca jamaicana Red Stripe).

Pero mientras Red Stripe gozaba de bastante visibilidad en aquella cinta, Heineken disfruta solo de una exposición limitada en los últimos filmes del agente 007.

El «affaire» entre la cerveza y el agente es sobre todo y ante todo visible en las campañas de publicidad que acompañan los lanzamientos de las películas de Bond.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

3. Aston Martin

La amor de James Bond por Aston Martin se remonta al año 1964, cuando Q, el jefe del agente secreto, le proporciona un Aston Martin DB5 como coche oficial en la película Goldfinger.

Aunque en la era de Pierce Brosnan, el agente británico tuvo un breve escarceo con BMW, siempre siguió teniendo una relación muy estrecha con Aston Martin.

Mediante su asociación con el agente 007, Aston Martin refuerza su percepción de marca británica de lujo, pero no se esfuerza tampoco demasiado en capitalizar su legendaria relación con James Bond.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

4. Rolex

Aunque en la actualidad el agente 007 luce relojes de la marca Omega en su muñeca, siempre será asociado a la marca Rolex. Al fin y al cabo, Sean Coonery llevó en sus cuatro primeras películas en calidad de James Bond un flamante Rolex Submariner 6538 «Big Crown».

Por aquella época las ventas de relojes deportivos eran más bien modestas, pero el agente 007 consiguió popularizarlos y convertirlos en el codiciado objeto de deseo de los coleccionistas.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

5. Tabasco

En la película de 1974 El hombre de la pistola de oro el villano Francisco Scaramanga se sirve un plato de ostras regadas con Tabasco en la playa de su espectacular isla privada mientras se prepara para un duelo con Bond.

Y también en la siguiente cinta de Bond, La espía que me amó, otro malo malísimo engulle un plato de ostras con Tabasco.

La marca Tabasco no lució probablemente nunca tan sofisticada como en estos dos filmes.

Tabasco James Bond

6. Apple

Hoy por hoy pocas superproducciones de Hollywood escapan al poderoso influjo de Apple y sus productos, pero la situación era algo distinta en los 80.

Cuando vio la luz allá por 1984 el filme Panorama para matar, en el que Bond conoce al malévolo magnate de la informática Max Zorin, Apple estaba en boca de todos con su celebrado spot «1984».

Y la empresa de la manzana se las ingenió para hacer un cameo en aquella película, aunque hasta entonces todos los ordenadores que aparecían en la saga llevaban la rúbrica de Philips Electronics.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

7. Seiko

Uno de los mayores fans de las aventuras del agente 007 fue siempre el KGB, que examinaba con lupa las películas de la saga para evaluar si las ideas allí mostradas tendrían un uso verdaderamente práctico en la vida cotidiana de sus agentes secretos.

Y lo cierto es que si el fabricante de relojes Seiko se hubiera regido por esta máxima, la historia de algunos gadgets digitales (los smartwatches para más señas) hubiera sido quizás radicalmente distinta.

En el filme La espía que me amó el reloj Seiko que Bond luce en su muñeca le hace llegar mensajes de texto impresos. En Solo para tus ojos un dispositivo de Seiko le sirve al agente secreto para comunicarse directamente mediante su voz. Y en Octupussy otro modelo de Seiko se utiliza como instrumento de navegación para no perder la pista a un valioso huevo de Fabergé.

Pero quizás el dispositivo más revolucionario de Seiko en las películas de James Bond es el denominado TV Watch, que lleva directamente la televisión a la muñeca del agente 007.

Seiko se valió de sus «cameos» en las películas de Bond para dar cuenta de los increíbles avances agazapados en sus productos, que lamentablemente no estuvieron jamás a la altura de sus «superpoderes» en la gran pantalla.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

8. Walther PPK

Walther PPK es el arma favorita del agente 007. Y aunque en Muere otro día Bond la cambia por una Walther PP9, en Skyfall el famoso agente vuelve a empuñar su arma predilecta.

La lealtad de Bond a este fabricante armamentístico alemán llama particularmente la atención porque Walther no ha sido nunca una marca particularmente prominente desde el punto de vista de las ventas y no tiene tampoco vínculos con las instituciones británicas.

Al parecer Fleming, el autor de la aventuras del agente 007, se dejó influir por la carta de un fan, Geoffrey Boothroyd, que tuvo a bien criticar el arma orignal de Bond, una Beretta, y sugirió reemplazarla por una Walter PPK y una Smith & Wesson.

Hace unos años Walther presentó una edición especial 007 que no tardó en convertirse en un popular objeto de coleccionista.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

9. Ericsson JB988

Este modelo de teléfono, especialmente inventado para el filme El mañana nunca muere, está pertrechado de una arma de electroshock y un escáner de huellas digitales y permite además a Bond controlar en remoto su automóvil BMW 750 iL.

En aquella película Ericsson se limitó a proporcionar un «template» a los productores de la cinta, pero esta colaboración sentó los cimientos de una asociación a largo plazo con la saga de James Bond. En las siguientes cintas el agente 007 usó teléfonos reales de Ericsson y, tras la adquisición de la marca por Sony, el agente comenzó a utilizar smartphones de Sony.

Sin embargo, en Sin tiempo para morir, Bond cambia los teléfonos inteligentes de Sony por los de Nokia.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

10. Pan Bahar

En 2016 Pierce Brosnan resucitó su papel de James Bond (o a alguien muy similar al agente 007) en un spot para el fabricante indio de especias Pan Bahar.

El objetivo de la misión de Brosnan en aquel spot no estaba demasiado claro, pero lo cierto es que el actor irlandés dejaba K.O. a sus oponentes (como acostumbrada a hacer siempre en sus películas como Bond).

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Marketing en una nación polarizada: los retos de las compañías en Estados UnidosAnteriorSigueinteLas claves para elegir un operador logístico

Noticias recomendadas