líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Miembros de la industria publicitaria echan en falta el nombramiento de M. A. Furones como Académico de Honor

Marketing y PublicidadIlustración de la Academia de la Publicidad

Académicos de Honor de la Academia de la Publicidad

Miembros de la industria publicitaria echan en falta el nombramiento de M. A. Furones como Académico de Honor

Recogemos la visión de Eduardo Madinaveitia y Agustín Medina sobre la decisión de la Academia de la Publicidad.

A principios de semana conocimos a los profesionales que han sido nombrados como Académicos de Honor de la Academia de la Publicidad: Félix Vicente, Fernando Herrero, Marcos de Quinto y el recientemente fallecido Ramón Guardia han sido reconocidos con esta distinción. Indudablemente, la industria publicitaria alaba y celebra la labor de estos grandes referentes y su amplísima trayectoria, no obstante, algunos profesionales del sector han echado en falta el nombramiento de Miguel Ángel Furones, fallecido el pasado mes de abril.

«Como siempre ocurre, se trata de cuatro grandes profesionales, de trayectoria indiscutible, pero solo pueden ser cuatro cada año y se ha echado de menos algún otro nombre, en este curso que ha sido tan extraño», señala Eduardo Madinaveitia, exDirector General Técnico de Zenith y referente de la investigación publicitaria en España, en un post de su blog El Vigía, donde también hace un repaso por los grandes logros firmados por los nuevos Académicos de Honor y su gran ejemplo durante las últimas décadas.

«Solo en una ocasión he sido miembro del Jurado que elige a los Académicos de Honor y sé que es una tarea sumamente compleja: comparar trayectorias brillantes en campos muy diferentes nunca es fácil«, dice Madinaveitia en estas líneas. «Pero no creo que ese haya sido el problema en el caso de Miguel Ángel (Furones). No tengo ni idea de cuáles han sido los motivos del jurado de este año; las deliberaciones son secretas y así deben seguir siendo. Pero sé que basta que un miembro del jurado se oponga a un nombramiento para que no salga adelante».

Según el exDirector General Técnico de Zenith, los cuatro valores que rigen la academia -Mérito, Integridad, Generosidad y Ejemplaridad- son virtudes que se pueden atribuir a Furones. Sin embargo, continúa, «pienso que alguien puede haber temido que, estando sin cerrar el caso Bankia, en el que supuestamente estaba implicada la dirección del Grupo Publicis de aquel momento, podría dudarse de la integridad de Furones. Estoy seguro de que, cuando se demuestre la inocencia de Furones, se volverá a plantear su nombramiento. El caso Bankia ha tenido una amplia repercusión por sus implicaciones políticas y la lentitud proverbial de la justicia española no ayuda».

Para Madinaveitia, Miguel Ángel Furones siempre será «uno de los más grandes publicitarios españoles» y espera que algún día también sea nombrado Académico de Honor de la Academia de la Publicidad.

Agustín Medina, Académico de Honor y uno de los fundadores de Presidentex, el último proyecto en el que se embarcó Furones, también ha expresado su sorpresa al enterarse de la falta del publicitario en esta nueva remesa de nombramientos. Así lo ha manifestado a MarketingDirecto.com, sin quitar en absoluto mérito a nos nuevos Académicos: «Después de felicitar a los nuevos académicos, me gustaría decir que me parece una bajeza por parte de la Academia dejar fuera de los nombramientos al recientemente fallecido Miguel Ángel Furones, uno de los más grandes publicitarios de la historia de este país. Ya era bastante insólito que no hubiese sido nombrado Académico hasta ahora, teniendo en cuenta la cantidad de nombramientos de profesionales ajenos al ejercicio publicitario que se han producido en los últimos años. Pero lo de este año no tiene explicación, más aún teniendo en cuenta que en su comunicado se menciona, en relación con uno de los nuevos académicos, que se está ‘haciendo uso de la excepción que permite el Reglamento de Distinciones, se trata en este último caso de un profesional recientemente fallecido'».

«La Academia lleva varios años premiando a gente que no tienen nada que ver con la publicidad, a gente de marketing, a anunciantes, a directores de cine… pero no a la gente que realmente son publicitarios. Creo que eso está mal hecho, ese no es el objetivo de una Academia de Publicidad, sobre todo si hay un montón de publicitarios que merecían estar ahí desde hace mucho tiempo«, nos cuenta Agustín Medina, quien recuerda a Miguel Ángel Furones como «uno de los grandes publicitarios de este país, el único que ha tenido una trascendencia internacional, que ha llegado a lo más alto de una compañía multinacional y que tiene una trayectoria impresionante en el mundo publicitario español«. Además de a Furones, Medina echa también en falta a otras figuras del sector como Pedro Ruiz Nicoli, Francisco García Ruescas o Valeriano Pérez, quienes realmente «han hecho la profesión».

 

Todo lo que necesitas saber sobre los coches híbridosAnteriorSigueinteEsta campaña de Sprite es un refrescante trago de diversidad, inclusión y autenticidad

Noticias recomendadas