Publicidad

Motorola advierte de la adicción al smartphone

Motorola advierte con su nueva campaña de los peligros de la adicción al smartphone

Motorola, de la mano de Ogilvy & Mather, presenta dos spots que demuestran hasta que punto el uso del smartphone se está convirtiendo en una adicción.

MotorolaLa obsesión por los smartphones llega hasta el punto de que muchas personas no pueden despegar sus ojos de la pantalla, entrando en una especie de estado catatónico que puede causar muchos problemas, a la persona misma y a los que están a su alrededor. Pero, además, esas personas probablemente se estén perdiendo muchas cosas a su alrededor que realmente merecen la pena. Estas son las cosas que ha intentado demostrar Motorola con sus nuevos spots.

Los anuncios, creados por Ogilvy & Mather, quieren señalar la conciencia que se pierde cuando se toma “solo un segundo” para mirar el smartphone. Porque, obviamente, nunca se trata de un segundo. Pueden acabar siendo varios minutos de catatonia.

El primer spot “Real People” parece un programa de cámara oculta. Un maniquí mantiene los ojos pegados a su smartphone en varias localizaciones de Manhattan, incluyendo las escaleras del metro y en frente de un carrito de perritos calientes. En la pantalla de esta persona irreal se puede leer: ¿Cuántas veces al día tienes esta misma pinta?“.

“Hello Vacation” es el nombre del segundo spot, que muestra a algunos americanos tomándose unas vacaciones en algunos de los lugares más bellos y exóticos del mundo. Pero se pierden cada minuto de su experiencia por estar prestando atención a la pantalla de su teléfono móvil.

Motorola ha realizado estos spots para el décimo aniversario del smartphone, queriendo señalar como el uso de estos dispositivos se está convirtiendo en un abuso y en una adicción. Como recuerda AdWeek.com, según estadísticas de Morgan Stanley, casi el 50% de los usuarios admite que no podría vivir sin su dispositivo.

“Motorola cree que una vida más balanceada nos hace más felices y más conectados con la gente y el entorno que nos rodea”, ha señalado la compañía en un comunicado. “Esta es la razón de que preguntemos a personas de todo el mundo sobre su comportamiento con el smartphone”.

Por supuesto, el mensaje parecería más genuino si Motorola no se dedicase a fabricar y vender smartphones. Pero advertir del mal uso de sus productos a los consumidores puede ser bueno para las marcas, como llevan demostrando durante años las compañías que venden bebidas alcohólicas.

Motorola se está enfrentando a un problema que está creciendo en visibilidad. Un estudio publicado por la Universidad de Texas en junio de 2017 encontró que cuando un smartphone se encuentra al alcance de la mano, las capacidades cognitivas se reducen. En este mismo sentido, Common Sense Media descubrió que la mitad de los adolescentes se consideran adictos a sus smartphones.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Compartir