Publicidad

Un muñeco de nieve se embarca en un viaje de más de 4.000 kilómetros en este "gélido" spot

nieveUn muñeco de nieve muy viajero y capaz de recorrer más de 4.000 kilómetros de distancia, convenientemente transportado por un entregadísimo padre, protagoniza el emotivo (e inevitablemente lacrimógeno) spot navideño de la empresa argentina de servicios financieros Tarjeta Naranja.

El anuncio se abre con una escena en la que una psicóloga informa a unos padres de los problemas que está teniendo su hija para adaptarse a la nueva residencia familiar en Salta, en pleno desierto argentino. Anteriormente la familia residía a miles de kilómetros de distancia, en Tierra del Fuego, en la Patagonia argentina, y el cambio ha sido tan brusco que la niña está embargada por la tristeza.

Para poner fin a la pesadumbre que inunda a la pequeña, la psicóloga recomienda a los padres estimular a su hija con recuerdos de su viejo hogar.

Espoleado por este consejo, el padre decide embarcarse en un larguísimo viaje al sur de Argentina, hace con sus propias manos un muñeco de nieve y lo acomoda en su coche en un viaje de vuelta a casa absolutamente épico.

Para que el muñeco llegue sano y salvo (y sin derretirse) a Salta, el protagonista del spot de Tarjeta Naranja echa mano de todo tipo de trucos. Utiliza ventiladores y bolsas de hielo para mantener congelado al muñeco de nieve y, cuando su automóvil se avería, emprende el tramo final del viaje en la parte trasera de un camión refrigerado.

A lo largo de su accidentado viaje el progenitor utiliza, como no podía ser de otra manera, las tarjetas de crédito de Tarjeta Naranja. Y al final, gracias a Tarjeta Naranja y a su tesón, se reúne con su hija, a la que sorprende con el mejor regalo de Navidad del mundo: un muñeco de nieve directamente traído de la Patagonia.

Filmado en apenas 8 días y firmado por la agencia BBDO Argentina, el entrañable spot navideño de Tarjeta Naranja lleva por lema “Somos así. Queremos más gente así”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir